La muralla de León contará con un tramo de paseo de 90 metros para que visitante sea testigo de la historia

León www.noticias.terra.es 06/02/2011

La muralla de León contará con un tramo de paseo de 90 metros de longitud y una altura desde la cara exterior de 6,5 metros, en el espacio ubicado en la calle Ruiz de Salazar, un proyecto que permitirá que el visitante sea testigo de la historia de la ciudad.

Las obras, con una inversión de 500.000 euros financiados por el Ejecutivo central a través del Plan E, comenzaron a mediados del pasado año y en un plazo de 10 ó 12 años se llevarán a cabo otras actuaciones similares en el recinto amurallado para lograr un tramo accesible al ciudadano de un kilómetro.

Concretamente, podrán visitarse los espacios de la muralla comprendidos entre Puerta del Castillo y La Regla y la actuación continuará hasta San Isidoro. Además, los recorridos contarán con visitas guiadas.

El proyecto del paseo de la muralla en la calle Ruiz de Salazar contempla una entrada del adarve totalmente accesible por medio de una rampa, aunque también dispondrá de una escalera. Su pavimento será continuo, de madera y se apoyará sobre una estructura metálica que no dañará los restos.

Desde el exterior se recuperará la muralla a través de la restauración de sus restos y de la puesta en valor de todas sus fases constructivas, desde la época romana hasta la moderna, además de incluir las fusileras de disparo del siglo XIX.

Uno de los cubos reconstruidos durante los años 60 por el arquitecto Menéndez Pidal se elevará para llegar a la altura del actual adarve, de manera que el espectador se podrá asomar a uno de los cubos y pasear por el mismo.

RECINTOS DE LA LEGIO VII
Asimismo, en el suelo se marcarán los dos principales recintos construidos por la Legio VII mediante el dibujo de los pavimentos; con adoquín se señalará el recinto construido durante el siglo I y con canto rodado la ampliación realizada durante finales del siglo III o principios del IV.

En cuanto a la fachada medianera del edificio adyacente, se cubrirá con un 'jardín vertical', un elemento que servirá para resaltar el monumento y relacionarlo con el Parque del Cid. En este punto se colocará un panel informativo para explicar en qué zona se encuentra el visitante y qué relación tiene con el resto del monumento. Además, durante las horas nocturnas se iluminarán los restos con diferentes tonos que resaltarán los colores originales de la construcción y que permitirán destacar sus formas.

Archivado en: