Un paseo por la Tarragona romana

Tarragona www.salou.com 12/03/2011

Tarragona es una ciudad de fundación romana que conserva un rico patrimonio arqueológico y monumental que pone de manifiesto su importancia a lo largo de los siglos. Esta ruta nos presenta la Tarragona Romana, combinando la visita de los vestigios de la antigua Tarraco que se encuentran dentro de la ciudad, con la visita del Museo Nacional Arqueológico, realizando un agradable paseo.

Desde el s. III a. de C., Tarraco se convirtió en la principal base militar romana para la conquista de la Península Ibérica. El primitivo recinto militar romano se situaba en la terraza superior donde hoy se encuentra la catedral. Hacia finales del s. II a. de C., el recinto amurallado se amplió hasta el borde de la zona portuaria. La estructura urbana de Tarragona es fuertemente influida por esta primitiva ciudad romana, de la que se conserva el perímetro y las terrazas escalonadas. En tiempos de Augusto, Tarraco se convirtió en capital de la nueva provincia de la Hispania Citerior, llamada también Tarraconensis, y en la segunda mitad del s. I d. de C., se construyó un monumental conjunto arquitectónico.

PLAZA DEL PALLOL
Situada en medio de la Parte Alta de Tarragona conserva los restos arquitectónicos de la plaza del Foro Provincial del s. I d. de C. La plaza del Pallol y el Pretorio son los ejemplos conservados más interesantes del conjunto de edificaciones que formaban el foro romano.

PASEO ARQUEOLÓGICO
Al final de la actual Vía del Imperio llegaremos al Paseo Arqueológico. Allí podemos contemplar un importante tramo de las murallas romanes los s. III y II a. de C. y las fortificaciones posteriores realizadas entre los siglos XIV y XVIII. En la muralla destacan tres espléndidas torres, modificadas dos de ellas en época medieval. La estatua de Augusto de Prima Porta que se encuentra en este paseo es una copia dada en 1934 por el Gobierno italiano. Las murallas continúan aún por el paseo de Sant Antoni y forman el basamento de muchas de las casas que lo bordean. En días claros se puede disfrutar de una magnífica vista de la ciudad.

PRETORIO ROMANO
El magnífico portal neoclásico de San Antonio, abierto en el s. XVIII en las murallas, nos lleva a la Parte Alta o barrio antiguo, donde se encuentra el Pretorio, popularmente llamado castillo de Pilatos, que formaba parte del complejo arquitectónico del Foro Provincial de Tarraco del siglo I d. de C., convertido en castillo real en la época medieval. Actualmente es la sede del Museo de la Romanidad. Desde la azotea se puede contemplar una extraordinaria vista de la ciudad y la comarca.

MUSEO NACIONAL ARQUEOLÓGICO
Ante el Pretorio se encuentra el edificio del Museo Nacional Arqueológico, instalado en 1960 en un edificio de nueva construcción adosado al popularmente conocido como castillo de Pilatos. Guarda la colección más importante de Cataluña de arte, de arqueología y de epigrafía de época romana, que se ha ido enriqueciendo a lo largo de los años con los hallazgos hechos en Tarragona y en algunas comarcas vecinas. Tiene una sección aparte, el Museo de la Necrópolis Paleocristiana, situado junto al Francolí, en la avenida Ramón y Cajal (actualmente en restauración, hay visitables dos salas de exposiciones informativas de la necrópolis y del futuro museo).

CIRCO ROMANO
En el extremo de la ciudad antigua, cerca de la Vía Augusta, está la vía de acceso a los restos excavados de las bóvedas y las gradas del circo romano. El circo era el edificio más grande de Tarraco dedicado al espectáculo. Fue escenario habitual de carreras de carros.

ANFITEATRO ROMANO
Desde el paseo de las Palmeras, abalconat sobre el Mediterráneo, se pueden contemplar la arena y las gradas del anfiteatro romano, construido aprovechando un declive del terreno, fuera de las murallas, junto a la playa del Miracle. Es muy visible viniendo desde Barcelona, ​​dado que se encuentra situado casi a la misma entrada de la ciudad. Fue un recinto dedicado a la celebración de luchas de gladiadores, cacerías de animales salvajes y otros espectáculos. La arena (61 x 38 m) es un espacio elíptico rodeado de gradas, en parte aprovechando la roca natural y, en el lado de mar, hechas de piedra y hormigón, sostenidas por grandes vueltas. El público accedía por túneles y se distribuía a través de pasillos y escaleras. En el s. VI fue construida en la arena una basílica visigótica de tres naves y ábside en forma de arco de herradura, sustituida en el s. XII por una iglesia románica de planta de cruz latina dedicada a la Virgen del Milagro.

FORO LOCAL
Por la calle de las Canyelles nos dirigimos a ver los restos excavados del foro de la colonia o Foro Local. Tenía funciones comerciales y administrativas distintas de las del Foro Provincial. Construido en el siglo I d. de C. se conserva la basílica jurídica y restos de casas romanes.

Lugares emblemáticos:
El circo romano
El Pretorio
El Paseo Arqueológico
Museo y Necrópolis Paleocristianos
Foro Local y ruinas de la basílica
Plaza del Pallol
Museo Nacional Arqueológico de Tarragona
Museo de Historia de Tarragona. Casa Castellarnau
Anfiteatro

Comarcas: Tarragonès
Señalización: Sí
Duración: 24 h
Temas: Cultura
Tipologías: Patrimonio cultural

Archivado en: