Los romanos se rebelan en León

Verónica Viñas | León www.diariodeleon.es 29/05/2011

Lancia, Puente Castro y la Ruta Romana están estancados y San Isidoro busca el templo de Mercurio.

León sigue sin rentabilizar el legado que los romanos dejaron en la ciudad. Han pasado siete años desde que el entonces alcalde Mario Amilivia propuso crear una Ruta Romana que incluiría importantes hitos: las criptas de Puerta Obispo (con restos de las termas), Cascalerías (el anfiteatro), la muralla, el aljibe de San Pedro, los Principia y el aula arqueológica -”aún sin terminar-” en la Casona de Víctor de los Ríos, aledaña al solar en el que aparecieron los primeros vestigios de la Legio VI. Hace un mes en los trabajos de rehabilitación de este inmueble salieron a la luz una lucerna (lámpara de aceite) y restos de tres corazas de legionarios.

En abril del 2006 el Ayuntamiento anunció la firma «inminente» de dos convenios con la Junta por importe de seis millones de euros (de los que el 70% los aportaría la administración autonómica) para la apertura de este itinerario por el León romano. Muy poco se ha avanzado desde entonces, aparte de las «interminables» obras en la citada casona y el arreglo de la muralla, que en las próximas semanas abrirá en Ruiz de Salazar el primer tramo paseable por el adarve. La cripta de Puerta Obispo, salvo un breve lapso, ha estado siempre cerrada.

En León los descubrimientos romanos se han convertido en una auténtica maldición. Los Principia llevan años a la espera de que una sentencia judicial permita conservarlos en el solar de la calle San Pelayo en la que está en suspenso la construcción de un edificio de viviendas.

Asimismo, la gran ciudad romana de Puente Castro, habitada en su época de esplendor por unas 5.000 personas, está amenazada por la construcción de un vial. Junta y Ayuntamiento siguen sin fijar la fecha de una reunión para decidir cómo resuelven el nexo de unión de este barrio con La Lastra sin dañar los hallazgos.

El yacimiento de Puente Castro es un enclave excepcional porque es el único vicus que ha aparecido en España vinculado a un campamento romano. La ciudad surgió paralelamente al destacamento que se acantonó en lo que hoy es León. Las excavaciones han desenterrado una decena de gigantescas construcciones, así como algunas calles. Puente Castro hace 2.000 años se llamaba Ad Legionem Septima Gemina.

También Lancia sigue a la espera de que se preserven los restos aparecidos con motivo de la construcción de la A-60 y que la Junta decidió salvar, obligando a desviar la futura autovía León-Valladolid.

San Isidoro podría resolver en las próximas semanas un enigma que ha tenido en jaque a arqueólogos e historiadores: si la colegiata se erigió sobre un primitivo templo romano dedicado a Mercurio. Las obras para rebajar el atrio al nivel de la plaza, incluidas dentro de la magna restauración del edificio que sufraga la Junta por importe de 542.000 euros, han permitido realizar excavaciones en la gran explanada que da acceso a San Isidoro. De momento, sólo han aparecido dos sarcófagos. Sin embargo, únicamente está previsto perforar hasta ochenta centímetros. «Poco calado», según muchos expertos.

Faltan diez días para el Natalicio de las Águilas, la creación de la Legio VII, que tuvo lugar el 10 de junio del año 68. La asociación Promonumenta lo celebrará el 11 de junio con una ruta guiada por los restos romanos de la ciudad, a cargo de los arqueólogos Victorino García y Emilio Campomanes. Promonumenta también tiene previsto realizar una hacendera en Lancia el 2 de julio, dirigida por Jesús Celis, responsable de la parte del yacimiento que controla la Diputación y donde, previsiblemente, habrá una nueva campaña de excavaciones este verano.

La puesta en valor del excepcional patrimonio romano que atesora León sigue siendo una asignatura pendiente. Lamentablemente, no hay plazos ni presupuesto...

El vial que atraviesa el vicus de Puente Castro
Junta y Ayuntamiento no han resuelto aún qué hacer con el vial que unirá Puente Castro con La Lastra y que discurre sobre los restos de Ad Legionem Septima Gemina, un vicus o ciudad romana que llegó a tener 5.000 habitantes.

FUENTE: http://www.diariodeleon.es/noticias/noticia.asp?pkid=609152

Archivado en: