El mito de Orfeo según La Fura dels Baus


Lourdes Morgades | Barcelona www.elpais.com 29/07/2011

El Festival de Peralada estrena una versión lesbiana de la ópera 'Orfeo y Euridice' de Gluck con la orquesta tocando de pie y danzando por el escenario.- El sello Unitel Classica grabará las representaciones programadas para editar un DVD.

El mito de Orfeo es indisociable del nacimiento de la ópera, de ello dan fe las Euridice de Jacopo Peri (1561-1633) y de Giulio Caccini (1551-1618). Pero parece que este mito también estará ligado a la historia del Festival de Peralada (Girona), que este verano festeja su 25º aniversario. Cómo si no interpretar que Orfeo y Euridice, de Christopher Willibald Gluck (1714-1787), se haya programado en menos de una década dos veces, y no es que precisamente este título, importante en la historia del género lírico, eso sí, esté en el top ten de las óperas más populares entre los aficionados. Pero el caso es que con la puesta en escena este viernes de la obra, una versión lesbiana de la desgraciada historia de los amantes firmada por La Fura dels Baus, Orfeo y Euridice será para el Festival de Perlada lo que Aida es para el Teatro del Liceo de Barcelona, la ópera que más veces se ha representado en el coliseo lírico.

Si en la edición de 2002 fue Joan Font de Comediants quien llenó de luz el mito Orfeo en un celebrado montaje de la ópera de Gluck de las que permanecen en el memoria del público, Peralada ha encargado ahora la puesta en escena de Orfeo y Euridice a otro grupo de teatro catalán de referencia, La Fura dels Baus, que ha materializado uno de sus directores, Carlos Padrissa, quien ya en 2007 firmó la dirección de Orfeo de Monteverdi, montaje presentado en la bodega del barco Naumon. Si el agua fue en aquella ocasión la protagonista de la propuesta, ahora Padrissa despliega toda la parafernalia furera en versión virtual para que el escenario del auditorio de los jardines del castillo de Peralada se convierta en el Infierno adonde el desconsolado Orfeo desciende a la búsqueda de su amada Euridice. Una propuesta que ha seducido al sello Unitel Classica, que grabará las dos funciones programadas por el festival para su edición en DVD.

Padrissa se ha inspirado en la iconografía sacra medieval de los animales fantásticos de los capiteles de las iglesias románicas para representar el Averno del mito, un infierno rojo en llamas donde también se representan los infiernos que se han creado los propios humanos, entre ellos los campos de exterminio nazis. "La Edad Media era una época oscura, de pensamiento único, muy parecido al actual", señala Padrissa.

Pasado, presente y futuro se mezclan en esta propuesta que protagonizan la mezzosoprano georgiana Anita Rachvelishvili (Orfeo) y las sopranos Maite Alberola (Euridice) y Auxiliadora Toledano (Amor). A pesar de que es común ofrecer a una mezzosoprano o contralto cantar el papel de Orfeo, escrito originariamente por Gluck para uno castrado, Padrissa aprovecha la ocasión para convertir a Orfeo y Euridice en una pareja de lesbianas. "Podría haber disfrazado a la mezzosoprano de señor, pero actualmente están aceptadas las relaciones entre parejas del mismo sexo. Es perfectamente creíble y asumible y ni siquiera resulta provocador, a lo sumo es sensual. Entra muy bien", afirma el director de escena, quien resume así el argumento de la ópera: "Chica ama a chica. Chica muere y tras la boda a causa de una picadura de serpiente y chica baja al infierno para cantarle su amor".

Las novedades de este Orfeo y Euridice no acaban aquí, porque aprovechando que Padrissa cuenta para esta producción con la orquesta BandArt, una formación instrumental que actúa de pie y sin director, ha integrado a los músicos en la escenografía, un plano oblicuo del que salen y entran los instrumentistas a través de unas trapas y donde se proyectan imágenes a lo largo de toda la obra. "Se han aprendido fragmentos de memoria que interpretan de pie mientras danzan por el escenario. Como Gluck, que con esta ópera abrió hace 250 años las puertas a la reforma del género lírico, siento que estoy abriendo una nueva vía haciendo que la orquesta salga del foso para integrarse a la escena", se entusiasma Padrissa.

El resultado de la aventura, en las funciones de este viernes y el domingo en Peralada. En Chile ya han comprado la producción y en diciembre se presentará en el Teatro Solís de Montevideo. Y en Viena ya se han interesado por el montaje con vistas a que clausure en 2014 el 300º aniversario del nacimiento de Christopher Willibald Glck.

FUENTE: http://www.elpais.com/articulo/cultura/mito/Orfeo/Fura/dels/Baus/elpten/20110729elpepucul_6/Tes