¿Estás estresado? Vive como un ciudadano romano


Ana Belén Sánchez | Badajoz www.extremaduraaldia.com 30/07/2011

Nadie ha vivido en Occidente como los ciudadanos libres romanos. Sus días festivos podían llegar a ser más de doscientos cincuenta al año. Entre las diversiones más frecuentadas estaban los baños, el anfiteatro, el circo y el teatro. El ocio ocupa un lugar central en la vida del romano, tanto que en el siglo I d.C había miles de anfiteatros por todo el Imperio y hasta las poblaciones más pequeñas disponían de unas humildes termas. El estrés, por el contrario, es la enfermedad de las sociedades desarrolladas del segundo milenio. La última Encuesta Nacional de Salud, realizada en 2006, revela que el 14,7 por ciento de la población adulta padece depresión, ansiedad u otros trastornos mentales. La depresión se ha convertido en la segunda causa de baja laboral. Y tú, ¿quieres liberarte del estrés? Vive unos días como un ciudadano romano.

Sosiego. Es la palabra que define las Termas Aqua Libera, una casa rural y Spa temático situada en el pequeño pueblo de Aljucén, al lado de Mérida. Las instalaciones son una recreación de la casa de un romano de clase media. Estos ciudadanos tenían una clase media enorme y potente, vivían en unifamiliares, de unos seiscientos metros cuadrados, que contaban con atrio -patio interior-, peristilos -gran patio columnado con jardín, una pequeña piscina y solárium-, dormitorios, triclinium -el comedor tradicional romano, donde se recostaban y celebraban sus banquetes conversando relajadamente- y las termas -baños privados para la familia.

SPA TEMÁTICO
La palabra SPA significa 'Salus per Aquam´: salud por medio del agua. Los romanos, como Hipócrates, creían en los beneficios de la hidroterapia. Noemí y Santi, los propietarios de Aqua Libera, han querido recuperar esta tradición milenaria para curarnos del mal del estrés a través del agua. Las termas de la casa se componen de tres piscinas, de agua templada, caliente y fría. Es un sitio pequeñito, íntimo, y para entrar en ellas no hace falta estar alojado en la casa, pues son independientes.

"El agua se depura con bromo, en vez de cloro, que es más agresivo para la piel y se calienta. Antes se calentaría con un esclavo echando leña al fuego, y ahora, utilizamos biomasa para calentar el agua, y el esclavo es la caldera", nos explica Noemí.

Una sesión en estas termas romanas dura una hora y media. Para liberarte del estrés -y no aburrirte- lo ideal es entrar primero en la piscina de agua fría, luego en la templada y después en la caliente. Y de nuevo, volver a la fría. Pero no es un sitio para sufrir. Los cambios los puedes hacer como quieras. Ese es el circuito recomendable y es mucho más relajante que permanecer todo el tiempo en la piscina templada. Además, "los cambios de temperatura tienen muchos efectos terapéuticos, aunque aquí no son temperaturas muy extremas, pero se nota el cambio cuando se pasa de una temperatura a otra", señala Noemí.

Otra opción para olvidarse del abrumador tic-tac del estrés es darse un masaje en el atrio. Con aceites o con jabones exfoliantes, en la penumbra, la música tenue de fondo, el ruido de la fuente, los olores del jardín. Sobran las palabras. Es imposible no dejar atrás el tiempo y el espacio.

El cirenaico es el masaje de la casa. "Se da en la terma - explica Noemí- en la piscina templada, el tepidarium, que es la piscina más grande. Tú estás flotando, te tienes que relajar. Te ponen un flotador por el cuello y por las piernas y el masajista también te tiene sujeto, y tú te tienes que dejar llevar. Y ahora te llevan para un lado, ahora te llevan para otro, ahora te masajean los pies, que si te ponen al lado de los chorritos. Es súper relajante, pierdes totalmente la noción del espacio y del tiempo. Es para probarlo, no se puede contar".

CENAR TUMBADO EN EL TRICLINIUM
Los romanos eran amantes del vino con miel -mulsum-, los frutos secos, la fruta, la carne y el pescado. Las cenas duraban horas, pues era otra excusa para reunirse y matar el tiempo. Tenían una postura para comer extraña: tumbados sobre el lado izquierdo en el triclinium, que eran tres lechos con el cabezal frente a una mesita cuadrada. Con el tiempo la mesita se hizo redonda y los tres lechos se hicieron un único lecho en forma de media luna.

En las Termas Aqua Libera han recuperado esta tradición de disfrutar comiendo. Son comidas largas, especiales, de recreación de recetas romanas y, por supuesto, se sirven en el triclinium. En el centro del triclinium hay un pequeño estanque donde flotan barcos con los aperitivos, que son impulsadas por los comensales para que naveguen entre unos y otros. "Es perfecto para seis comensales, pues al confluir las cabezas al centro se mantiene una única conversación, contrastando con el bullicio de las sociedades contemporánea", nos comenta Noemí. ¿Y ahora, quedarías para distraerte a cenar con tus amigos en un restaurante convencional?

EVERGETAS PARA PEREGRINOS
Los evergetas es también un detalle importante. Está destinado, sobre todo, a la gente que está realizando el camino de Santiago por la Vía de la Plata. "Son donaciones que nos hace la gente- explica Noemí- como se hacía antiguamente, como hacían los romanos, que tenían mucha costumbre con cualquier economía de hacer donaciones para sus vecinos, de crear unas termas para los más pobres, para que la gente pudiera entrar gratis o poner bonita una calle con estatuas, con el dinero de cada uno, no con el dinero de los demás. Y nosotros hemos recuperado eso, sobre todo para los peregrinos. Aunque tú puedes donar dinero para lo que quieras de la casa, para el jardín o para seguir con las comidas".

El dinero que dona los visitantes de esta atípica casa rural va a un fondo que subvenciona la entrada a los peregrinos, que les cuesta la mitad.

SURGIÓ DE ESTUDIAR A LOS ROMANOS
El proyecto de esta casa rural- SPA temático comenzó hace cuatro años y la idea surgió de estudiar a los romanos. "El copropietario de las termas, Santiago Feijoo - comenta Noemí- trabaja en el Consorcio de Mérida, ha estudiado mucho a los romanos y viendo lo bien que vivían, queríamos hacer algo de turismo rural y queríamos darle un enfoque distinto, aunque todas las casas rurales son distintas, pero queríamos darle otra serie de actividades, otra serie de atractivos para que la gente viniera". Construyeron una recreación de una casa romana, mediante las actividades, intentan retomar el espíritu clásico de tomarse la vida con más tranquilidad, con más filosofía.

La idea es hacer una empresa familiar. "No queremos ser demasiado grandes ni forrarnos, queremos que la gente que trabaja con nosotros y la gente que venga aquí que tenga un trato humano y que se vaya como si viniera a ver a unos amigos. Venir con tranquilidad, pasarlo bien, relajarse, y esa es nuestra filosofía." Por ejemplo, si vienes vestido de romano, tienes un descuento en el precio de las termas, tienes un 50 por ciento de descuento. "Tú llegas a la casa vestido de romano y, en vez de costarte la entrada 10 euros, que tenemos unos precios asequibles, creo, te cuestan cinco".

HOSPEDAJE RURAL
Aljucén se encuentra situada a 15 kilómetros de la Mérida romana y a 50 kilómetros del Cáceres medieval. Un paisaje de encinas conduce al viajero hasta la Sierra del Moro, el Parque Natural de Cornalvo y un montón de pueblecitos interesantes. Tiene apenas doscientos cincuenta habitantes censados, "gente muy entrañable". La combinación de todo esto convierte a Aqua Libera en un hospedaje rural atractivo para un turista que busca cultura o naturaleza, pero, sobre todo, tranquilidad.

El cliente que se aloja en los apartamentos de esta peculiar casa romana suele ser un turista de fuera de la Comunidad, que viene a conocer la zona. "Son personas que se quedan en el alojamiento y aprovecha las termas, las comidas y visita los alrededores", explica Noemí. Este tipo de turismo está en auge. Las pernoctaciones en alojamientos de turismo rural han alcanzado las 94.515 el pasado mes de junio, lo que supone un aumento de casi el 9 por ciento con respecto a junio de 2010. El turista extranjero, además, cada vez se decanta más por este tipo de alojamiento. Las estancias en casas rurales de los turistas no foráneos han aumentado un 15, 2 por ciento, la de los españoles un 7,1 por ciento.

EL NOMBRE LO DICE TODO
¿Por qué Aqua Libera? "Aqua Libera es por varias cosas. Primero tiene asociación a un manantial en Portugal, que se llama así. Libera es como una fuente muy abundante. Y luego también por liberalitas, que era la 'liberalidad´, una virtud que tenían los romanos, el dar sin esperar nada a cambio, y donar para que la gente que viviera a tu alrededor fuera feliz. Luego también tiene un nombre asociado a la libertad, a la diversión. Por eso asociamos aqua de las termas y liberalitas de abundancia y todo eso", comenta Santiago.

Con Aqua Libera ya conoces una forma de liberarte del estrés como un ciudadano romano. O también puedes practicar la liberalitas obsequiando a un amigo con pergamino regalo, un estudio de la Universidad Complutense y el Instituto Coca Cola de la Felicidad publicado en julio de 2011 demuestra que el altruismo y la generosidad nos hacen más felices.

FUENTE: http://www.extremaduraaldia.com/reportajes/estas-estresado-vive-como-un-ciudadano-romano-/129469.html

Archivado en: