Los gladiadores vuelven al Anfiteatro

M. Ángeles Morcillo | Mérida www.hoy.es 02/07/2012

El Consorcio de la Ciudad Monumental ha hecho algunas mejoras en el monumento para intentar aumentar el tiempo de visita.

El Anfiteatro tiene desde hace varios días nuevos vecinos que, previsiblemente, se quedarán a vivir en el monumento por un largo tiempo. Se trata de más de media docena de gladiadores que, desde la eternidad, han vuelto para dar la bienvenida al visitante y convencerles de que tienen que disfrutar mucho más del recinto.

Es lo que pretende mostrar el Consorcio de la Ciudad Monumental a los visitantes. Que ver y disfrutar del Anfiteatro conlleva más de los diez minutos que suelen tardar de media. Por poco interés, desconocimiento de lo que incluye el monumento o por prisas, estos siempre le dedican menos tiempo de lo que se merece este yacimiento.

Por ello se ha creado un nuevo circuito. En él, los turistas ya pueden disfrutar de una nueva panorámica y vista del monumento, en el que se han llevado a cabo mejoras que van desde la instalación de nueva cartelería hasta la creación de lugares de descanso. Aunque el grueso de los trabajos ya ha terminado, el turista todavía se puede encontrar a varios trabajadores dando los últimos retoques.

El director científico del Consorcio, Miguel Alba, explica que son conscientes de que los visitantes del Anfiteatro Romano la mayoría de las veces no hacen el recorrido completo. El interés se reduce a lo más importante y ya está. Y casi siempre se visita después de haber estado en el Teatro, por lo que se recorre deprisa y corriendo.

«Queremos que la gente comience por el Anfiteatro para que lo puedan ver y apreciar mejor. Es un monumento magnífico y para mucha gente pasa inadvertido. Queremos que se le saque más partido», apunta Alba.

Según los estudios realizados por el Consorcio, el público casi siempre baja directo al Teatro Romano y pasa de largo del Anfiteatro, por lo que deja la visita de este recinto para el final, en la que suelen tardar de media unos diez minutos, tiempo que se quiere que se incremente hasta, al menos, media hora.

Tras instalar la nueva panelería en el Teatro Romano, también se ha ubicado en el Anfiteatro. Además, según indica Alba, se han arreglado las entradas a los jardines para permitir acceder al monumento desde la parte de arriba, lugar desde donde se puede disfrutar de una vista panorámica. Para no pisar los pavimentos originales se ha instalado en esta parte un piso de madera que incluye una pasarela.

La nueva panelería, tanto en inglés como en portugués, según indica Alba, queda bastante disimulada aprovechando los vomitorios y hace alusiones a diferentes aspectos del monumento.

El director del Consorcio también señala que se puede acceder por la Puerta Triumphalis, que hacía ya tiempo que no se utilizaba.

Además, los visitantes del Anfiteatro se van a encontrar, al bajar unas escaleras de madera, con los gladiadores. Figuras de metacrilato, ilustradas con caras y trajes de los luchadores, que sumergen al visitante en el mundo de sus andanzas. Será desde estas escaleras por las que los visitantes podrán acceder a la arena para terminar visitando la zona donde se guardaba a las fieras. Una vez completado este recorrido, que se estima que dure aproximadamente media hora, se saldrá por el lugar por donde hasta el momento se entraba al monumento.

Otras mejoras visibles
Alba también apunta que se han instalado varios bancos para que el visitante pueda descansar en el jardín, que siempre se ha ocupado con algún negocio hostelero pero que este año no será así, a lo que añade que la mejora del monumento se completa también con la puesta en marcha de un nuevo sistema de regadío, una mejorada instalación eléctrica y pavimentación. También se ha restaurado y consolidado algunos sillares o piedras que estaban sueltas.

Otra de las acciones que se ha llevado a cabo para poner en valor este monumento es que se han quitado todas las cajas que contenían los cables eléctricos. Antes eran bastante visibles cuando el visitante entraba en cualquiera de los habitáculos de las fieras.

«Se han ocultado también los cortes de las excavaciones, tanto las más antiguas como las más actuales, y se han regularizado una serie de fosas peligrosas que había, tapándolas todas», puntualiza el director científico del Consorcio.

Por otra parte, y como novedad, Miguel Alba anuncia que el foso del Anfiteatro Romano se va a tapar con una tarima de madera. Esto, según asegura, nunca antes se ha visto, y dice que pretende ser aprovechado para celebrar conciertos o actuaciones teatrales.

FUENTE: http://www.hoy.es/v/20120702/merida/gladiadores-vuelven-anfiteatro-20120702.html

Archivado en: