El Museo de Valladolid acoge la exposición Villas Romanas


J.D. | Valladolid www.noticiascastillayleon.com 11/05/2013

Dentro de los actos conmemorativos del X Aniversario del MVR de Almenara-Puras.

El presidente de la Diputación de Valladolid, Jesús Julio Carnero, acompañado de la directora del Museo de Valladolid y comisaria de la exposición, Eloísa Wattenberg, y del Director General de Políticas Culturales de la Junta de Castilla y León, José Ramón Alonso Peña, ha inaugurado ayer en el Museo de Valladolid la exposición Villas Romanas de Valladolid, dentro de los actos conmemorativos del X aniversario del Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras.

En su presentación Jesús Julio Carnero ha recordado que entre los objetivos del MVR destaca, sin duda, además de recuperar y consolidar sus valiosos restos arqueológicos, una importante labor de divulgación de los conocimientos que proporciona. “Ese es el objetivo fundamental de esta exposición, quiere seguir profundizar además en la importante tarea de dar a conocer este importante legado cultural e histórico que los romanos nos dejaron en asuntos tan esenciales para lo que somos hoy como la agricultura, la ingeniería, las infraestructuras, el derecho y la lengua”

Tras reseñar que la exposición parte de lo que ha supuesto la creación del MVR en la salvaguarda, puesta en valor y conocimiento de la Villa romana de Almenara-Puras, ha recordado que la muestra cumple también con otros objetivos, como son “difundir lo que son y significan patrimonialmente las villas romanas en la provincia de Valladolid, especialmente la de Almenara-Puras, y concienciar al visitante de la necesidad de una actitud respetuosa ante nuestro patrimonio cultural, en especial el arqueológico”.

Por último ha recordado que “en este momento estamos trabajando con las villas romanas más importantes de España para constituir una Red de Cooperación de las Villas Romanas, para seguir avanzando en la defensa, conservación, investigación y difusión de la cultura romana en España”.

La directora del Museo de Valladolid, Eloísa Wattenberg, responsable de la exposición, ha sido quien ha explicado el contenido de la misma. El primer espacio que se encuentra el visitante responde al título La Calzadilla, primera villa romana descubierta en Valladolid en 1887 por Venancio Fernández de Castro, quien informaba a la Real Academia de la Historia del hallazgo de un gran mosaico del bajo imperio en las cercanías de Almenara de Adaja.

En 1969 la Diputación Provincial adquirió los terrenos del yacimiento y promovió, en colaboración con la Universidad de Valladolid, varias campañas de investigación arqueológica y de restauración de los mosaicos. Todos estos trabajos han permitido profundizar en el conocimiento de los restos arqueológicos, facilitar su divulgación a todos los públicos y abordar, finalmente, el proyecto de cubrimiento de la villa y la creación, en 2003, del Museo de las Villas Romanas de Almenara-Puras.

A partir de ahí, la exposición muestra como en Italia emperadores y aristócratas construyeron para su disfrute grandes villas fuera de las ciudades, más bien palacios campestres destinados a su propio recreo. Pero fue otro tipo de villa el que se extendió por todo el imperio romano: la villa de carácter rústico.

Estas villas rústicas eran grandes haciendas dedicadas a la explotación agropecuaria en las cuales ocupaba lugar principal la residencia señorial, habitada por el dueño y su familia, generalmente de forma intermitente a lo largo del año. Si bien su entorno era rural no faltaba en estas residencias el refinamiento, las actividades cultas y las diversiones. En Hispania abundaron los establecimientos rurales de tipo villa que constituyeron el sistema principal de ocupación del suelo, como se constata en todo el territorio peninsular. Sólo en Castilla y León se documentan, en el estado actual de las investigaciones, más de un centenar.

También la provincia de Valladolid alberga en su territorio diversas villas romanas. Se conocen especialmente la villa de La Calzadilla, asentada entre los términos de Almenara de Adaja y Puras, y La villa de Prado en la propia ciudad. La investigación arqueológica en ambos yacimientos ha permitido descubrir sus estructuras y sus mosaicos. De otras villas sólo conocemos alguno de sus mosaicos. Son las de Santa Cruz, en Cabezón de Pisuerga, y la de Becilla de Valderaduey. Testimonios materiales de menor entidad o apenas investigados corresponden a villas romanas que la Arqueología aérea ha detectado en Torre de Peñafiel, Torrelobatón, Renedo, Mucientes, Piña de Esgueva…

La explotación agrícola del suelo y la actividad ganadera eran el fundamento de las villas romanas y así se ha podido comprobar recientemente en el Soto de Tovilla (Tudela de Duero), donde el hallazgo de un conjunto de instrumentos y herramientas de hierro hablan de la variedad de actividades que se desarrollaba en estos dominios en relación con la ganadería, la agricultura y con diversos oficios y artesanías que contribuían a su autosuficiencia.

La dedicación en las villas a la actividad agraria siguiendo el ciclo anual de las estaciones y la importancia que alcanzaba la caza, no sólo para el placer de los dueños sino como parte de su producción, vienen a reflejarse en el gran mosaico de Diana y las Estaciones procedente de la Villa de Prado en el que se hace patente el protagonismo de la diosa en el discurrir de la vida cotidiana, y que es una de las piezas destacadas de la exposición.

Pero además, las villas son reflejo del poder de una clase social refinada que trasladó la comodidad de la civilización urbana a sus posesiones en el campo. Mitad palacio, mitad explotación agrícola, la hacienda o fundus integraba por un lado la mansión señorial y por otro el área de cultivo o ager, de forma que ofrecía en conjunto las condiciones adecuadas tanto para el desarrollo del ocio –otium– como para atender el negocio –negotium–.

Como escenario de una vida social su arquitectura servía a la recepción y tanto esta como sus programas decorativos muestran la expresión de la mentalidad de los propietarios que, además de atender el negocio de sus fincas, se entregaban a las actividades cultas y a la creación artística y literaria. Los mosaicos constituyen un documento excepcional para constatar el clima intelectual que alentaba aquel estilo de vida de tan gran repercusión para la historia de nuestra cultura.

La exposición que ayer se inauguró estará abierta hasta el 9 de diciembre y se podrá visitar de martes a sábados con el horario de 10 a 14 y 16 a 19 h. (verano: 17 a 20 h.) y los domingos de 10 a 14 h. Es el eje central de las actividades programadas para conmemorar el X Aniversario del Museo de las Villas Romanas de Almenara – Puras, que se completarán con diferentes actividades en los próximos meses.

Entre julio y agosto se desarrollará el “I Curso de Arqueología y Campo de trabajo del Museo de las Villas Romanas de Almenara Puras”, con el objetivo de contribuir a la enseñanza de los métodos y técnicas de la excavación arqueológica. Junto a ello, y a lo largo del último cuatrimestre del año, se llevará a cabo un Ciclo de Conferencias y charlas divulgativas sobre diferentes aspectos relacionados con las Villas Romanas y que abordarán desde las formas de vida en las villas a partir de los textos clásicos a la importancia de la Villa de Almenara-Puras y las villas romanas en la Meseta Norte o cómo llevar a cabo proyectos de rehabilitación, protección y puesta envalor de este tipo de yacimientos.

Por otro lado, está previsto editar una nueva Guía de Uso del MVR, en la que se incluirá toda la información aportada por las últimas investigaciones, así como una obra sobre el Proyecto de Recuperación y Puesta en Valor de la Villa Romana de Almenara-Puras, una obra colectiva coordinada por Carmen García Merino y Margarita Sánchez Simón en la que se recogen los planteamientos y actuaciones efectuadas en el marco del proyecto de puesta en valor del yacimiento.

Por último, están previstas nuevas intervenciones en el Museo, entre las que destacan una nueva musealización que incorpore los últimos hallazgos arqueológicos y reorganice la colección permanente, la instalación de nuevos paneles explicativos, o la incorporación de nuevas herramientas de información (Códigos QR) que faciliten su comprensión a los visitantes con páginas web de referencia y pasajes y citas de autores latinos relativos a la vida cotidiana en este tipo de villas.

FUENTE: http://www.noticiascastillayleon.com/noticia/El-Museo-de-Valladolid-acoge-la-exposicion-Villas-Romanas/40231/3/

Archivado en: