Dos instituciones alemanas coordinarán un proyecto de 10 millones en 10 años para reconstruir Pompeya


Madrid | EUROPA PRESS www.europapress.es 31/08/2013

Investigarán sobre nuevas técnicas para aplicar en otros yacimientos.

El Instituto Fraunhofer y la Universidad Técnica de Mónaco (TUM), dos instituciones alemanas de investigación de gran renombre, liderarán y coordinarán el Proyecto europeo de Conservación Sostenible de Pompeya, iniciativa que invertirá unos 10 millones de euros en la próxima década para reconstruir la ciudad italiana que quedó enterrada bajo la lava y las cenizas del Vesubio hace más de 2.000 años.

Según informan ambas instituciones en sendos comunicados de prensa, el objetivo de este proyecto "multinacional y pluridisciplinar" es definir nuevas estrategias para una conservación sostenible a largo plazo del yacimiento, que corre el riesgo de sufrir "daños irreparables" tanto por el efecto de la meteorología como por el impacto de los más de 2,5 millones de turistas que recibe al año.

Pero, además, este proyecto también permitirá investigar sobre nuevas técnicas y materiales que se podrán aplicar posteriormente en los trabajos en otros yacimientos arqueológicos de todo el mundo, además de que a partir de 2015 servirá de 'escuela' para medio millar de jóvenes estudiantes de diferentes disciplinas, que cada año participarán en los trabajos como parte de su formación.

En este sentido, inicialmente se prevé la participación de medio centenar de arqueólogos y expertos en restauración, pero también de ingenieros de estructuras y construcciones o sismólogos, que aportarán información sobre cómo los futuros terremotos pueden afectar a los monumentos.

COMENZARÁ EL PRÓXIMO VERANO
Según las previsiones del Instituto Franhofer y del TUM, los trabajos podrán comenzar en una 'insula' --la unidad básica del sistema urbano de Pompeya-- en el verano de 2014, e inicialmente se prevé que se prolonguen al menos durante una década. Para ello, será necesario encontrar patrocinadores privados que aporten los 10 millones de euros que hacen falta para ejecutar las fases planteadas.

"Es nuestra obligación preservar este yacimiento para la posteridad, no sólo porque es parte de nuestra herencia cultural, sino también porque nos ayudará a desarrollar nuevas ideas. Un monumento antiguo puede ser una universidad en miniatura si su restauración va acompañada de formación e investigación de alta calidad", argumenta el director del Instituto Fraunhofer y portavoz del proyecto, el doctor Klaus Sedlbauer.

Con él coincide el catedrático de Restauración de la TUM, el profesor Erwin Emmerling, que señala que en este proyecto se podrán idear nuevos conceptos de estructuras protectoras y definir nuevos modos de construirlas sin dañar las ruinas o sin cerrar el yacimiento a los turistas.

Así, el primer paso de los trabajos afectará al sistema de alcantarillado, seguido por las construcciones básicas, pero el proyecto prevé alcanzar hasta los murales más elaborados. Para ello, se utilizarán únicamente los "materiales tradicionales más simples", como el limo, pero se deberá prescindir tanto de elementos como el hormigón como de equipos de gran envergadura como las grúas.

No obstante, eso no implicará que no se vayan a usar las más modernas tecnologías, como la nanotecnología para "hacer el limo más líquido para poder rellenar los frescos para estabilizarlos", o componentes de silicona para conservar las capas superiores de las pinturas. Además, la ciudad estará contantemente 'vigilada' con fotografías aéreas y a nivel del suelo. También se trabajará en el diseño de las zonas externas para recuperar los antiguos jardines.

ORGANISMOS COLABORADORES
Este proyecto "completará e incrementará las urgentes medidas que actualmente están implementándose en la zona como parte de la iniciativa 'Gran Proyecto de Pompeya', financiado por el Gobierno italiano y la Unión Europea", precisan los coordinadores.

Junto con el TUM y el Fraunhofer, colaboran con este ambicioso proyecto el Centro Internacional para el Estudio de la Conservación y la Restauración del Patrimonio Cultural (ICCROM), afiliado a la Unesco; el Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR) italiano y el Istituto per i Beni Archeologici e Monumentali di Catania (Ibam).

Asimismo, están vinculados con el proyecto la Soprintendenza per i Beni Archeologici di Pompei, la School of Geography and Environment de la Universidad de Oxford, el departamento de Historia Antigua de la Ludwig Maximilians Universität de Múnich, el Deutsches Archäologisches Insitut de Roma y la Universidad de Pisa.

FUENTE: http://www.europapress.es/turismo/mundo/noticia-dos-instituciones-alemanas-coordinaran-proyecto-10-millones-10-anos-reconstruir-pompeya-20130831110007.html

Archivado en: