Los institutos podrán agrupar en un centro a los alumnos de asignaturas con poca demanda

F. M. | Valladolid www.elnortedecastilla.es 17/09/2013

Algunos IES dejarán de impartir Griego por tener matriculados menos de siete estudiantes.

Álvaro, 17 años, estudiante de segundo de Bachillerato, de la rama de Humanidades, en un instituto de la capital vallisoletana. La pasada semana le comunicaron que el centro no impartirá la asignatura de Griego II al no contar con un mínimo de siete alumnos matriculados. Son apenas cinco los compañeros interesados. Se le ofrecen varias opciones para poder cursar esta asignatura de modalidad: o elegir Geografía Física, que pertenece a la modalidad de Ciencias Sociales; cambiar toda matrícula a otro centro donde se imparta (el proceso aún no está cerrado) o se trasladen al IES Nuñez de Arce cuatro tardes a la semana para cursarla. «Todo un despropósito», dice este joven alumno que se niega a elegir nunguna de estas tres opciones.

Y lo tiene muy claro: «Yo he elegido el Bachillerato de Humanidades, he estudiado Latín y Griego en primero, y me quitan el Griego de segundo; me ofrecen la Geografía, que no es de mi modalidad, y harían un 'mix' donde pasaríamos a ser 34 en clase; me niego a cambiarme de centro a estas alturas de curso, y menos a acudir por las tardes a otro para estudiar una asignatura. No lo ponen nada fácil», explica Álvaro, quien argumenta que lo más curioso de todo es que tienen profesor en el centro para impartirlo, «y le van a quitar estas horas lectivas que daba y le recolocarán para dar música o lo que sea». Y asegura que va a luchar hasta el final, porque «no me planteo otra cosa que seguir estudiando Griego en mi instituto». Su situación es como la de otros que han optado por la lengua clásica y que inician el curso desconcertados porque dejará de impartirse esta materia en su centro, aunque el panorama puede cambiar en estos días con la incorporación de nuevas matrículas. Y así ha ocurrido en el IES Arca Real, que ayer logró la ansiada cifra de siete.

Este desconcierto también parecen vivirlo los institutos, que hoy inician las clases y en los que se ha reproducido esta historia. No obstante, el director general de Recursos Humanos de la Consejería de Educación, Jesús Hurtado, manifestó ayer que se les ha recomendado a los centros que se encuentren en esta tesitura, no solo con el Griego, sino con otras asignaturas más, que se organicen para que se puedan ofertar en uno de ellos la materia agrupando a los alumnos.

Medida rechazada
Esta medida ha sido rechazada, por ejemplo, por los padres de alumnos de los institutos Julián Marías, que tenía 6 alumnos inscritos para Griego II, y Parquesol, con seis. «Los padres han priorizado que sus hijos se mantuvieran en el mismo centro, aunque están próximos, y con los mismos profesores», dicen las fuentes consultadas, por lo que los interesados han tenido que dejar dicha asignatura y elegir otra optativa.

Hurtado explica que la normativa, en cuando a los cupos necesarios para hacer grupos, es mucho más restrictiva y rígida y que ya se está siendo flexible con los siete de mínimo que se piden en la capital, «Lo que no tiene sentido es que todos los centros impartan la misma asignatura optativa con tres o cuatro alumnos matriculados y un profesor para ellos, cuando hay necesidades docentes en otras materias en las que se está dando clase a 35 alumnos, y con ese profesor se podría desdoblar el grupo más numeroso», explica el director general, quien añade que además hay ciclos formativos con necesidades docentes. «Y no se trata de ahorrar profesores. El 85% de la plantilla de los centros es fija y el 15% son interinos, y es ahí donde actuamos», recuerda.

A su juicio, en estos momentos más que nunca es necesario racionalizar los recursos, porque de los contrario el «sistema es insostenible», y recuerda que el caso de Villalón, donde al final se ha abierto la mano para que no se extinguieran algunas asignaturas, es distinto dado que se trata del único instituto de una localidad del medio rural, centro de referencia para el entorno.

«Ese no es el caso de la capital, donde hay institutos próximos y podrían organizarse», dice Hurtado. Asegura que en su día se les recomendó y que aún están a tiempo de hacerlo, «aunque es más complejo», dado que los horarios están prácticamente cerrados.

Sea como fuere el curso se inicia hoy y la mayoría de los institutos consultados viven también con incertidumbre esta situación, que se extiende también a otras asignaturas, en las que todavía se están matriculando. Al concluir el proceso, la situación podría cambiar.

FUENTE: http://www.elnortedecastilla.es/20130917/local/valladolid/institutos-podran-agrupar-centro-201309171123.html

Archivado en: