Madre Latín y sus hijas. Las lenguas de Europa y su origen

Santiago Recio 01/12/2013
Este libro sobre el latín es entretenido e instructivo y forma parte de los betsellers secretos. Si todos los alumnos se introdujeran de forma tan viva en la lengua y en las relaciones que las lenguas mantienen entre sí, sería un placer aprender latín. Siempre se puede recuperar el tiempo perdido con la ayuda de Vossen.

Sirvan estas líneas para transmitir los aspectos de interés que suscita la lectura del libro de Carl Vossen:

Esclarece las raíces latinas de las lenguas de Europa, subrayando con relatos muy sugerentes (como el de El viaje soñado por el emperador Claudio desde Londinium (43 Anno Domini) hasta Londres (1978) ) su alto grado de recepción por parte de las lenguas inglesa y alemana.

Define con novedad y acierto las etapas de la Historia de la lengua latina, desde sus orígenes (de más interés para los filólogos clásicos), hasta la creación de la conciencia de la unidad lingüística occidental actual, pasando por momentos decisivos en la Historia europea en los cuales el latín fue vínculo y agente de la unidad de una Europa fragmentada en lo político y lingüístico.

Dedica un apretado balance, de fácil lectura, nunca exento de rigor, a la importante deuda que tienen contraída con el latín numerosos campos del saber, tanto en su historia lejana como en su pasado próximo, actual. De ahí, los capítulos sobre Latín y Ciencia, Latín y Medicina/Farmacia, Latín y Botánica/Zoología, etc. Se intercalan anécdotas, se mencionan hitos científicos escritos en latín, se aducen argumentos en defensa de su internacionalidad, se hacen análisis en detalle, por ejemplo, la receta médica en latín.

La perspectiva germánica ofrece, en muchos casos, un plus (a los ojos de un romanista) en la constatación (y no quejumbrosa defensa) de la carga latina de la que se sirven la publicidad y economía actuales. Nada de raro tiene que, tratándose de un autor alemán, se desvíe la atención hacia el mundo del automóvil, sus marcas, los nombres latinos de Audi y Mercedes, la publicidad del coche en la Revista del Vaticano; y, luego, se pase a hablar de la farmacología y de la industria del hogar en clave latina, ... para terminar recordando una convocatoria empresarial que con nombre latino mueve millones de euros a favor de la Ciencia en su país.

Recoge avant la lettre la defensa del latín como lengua propia de la iglesia, superando los estrechos márgenes del pasado. Las tesis de Vossen no suenan nunca a requiem. Prefiere siempre, por el contrario, ofrecer sugerentes ejemplos que hablan por sí solos del uso actual del latín vivo en el ámbito eclesiástico y en otros dominios. Interesantísimo es el capítulo dedicado a un fanático del latín, que se encarga oficialmente de transcribir los comunicados públicos del Vaticano a su lengua oficial y que organiza cursos de lengua viva latina y de literatura paseando por la Ciudad eterna.

En el terreno lingüístico, recorre un largo camino, desde el alfabeto latino y su escritura, para terminar prestándole atención a cada una de las hijas del latín (sin que falten el retorromano y el ladino): una breve historia de sus momentos estelares acompañada de ejemplos que los ilustran. El lector español encontrará en estos capítulos un enfoque europeísta y universal, algo que resulta infrecuente en nuestras latitudes. Sirvan las siguientes referencias, procedentes de unas cuantas páginas, a manera de prueba de los amplios logros del latín en esferas culturales y geográficas bien distantes: la escritura latina en Alemania, durante el Humanismo, su declive en época de Lutero; en Turquía, en Malta, en China. Letras, grafía y pronunciación en latín a la luz del alemán actual : Cäsar o Kaiser, Colonia o Köln; la herencia del latín en la lengua inglesa, paso a paso, y en la lengua alemana; así como la situación de los estudios clásicos en Rusia, Bélgica, Francia, Reino Unido o Alemania.

El autor
Carl Vossen, doctor en Filología Clásica, nació en Düsseldorf en 1915. En 1933 finaliza el bachillerato en el Instituto Comenius de Düsseldorf-Oberkassel, cursando las asignaturas de Latín, Francés, Griego e Inglés. Habiendo estudiado unos años Derecho, concluyó sus estudios de formación profesional en la rama de Comercio, en la Krupp Export.

Más tarde, prestó servicios en el frente y fue llevado prisionero a Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña. De 1945 a 1950 estudió Inglés, Latín y Geografía en las universidades de Bonn y McGill de Montreal. Se doctoró bajo la dirección del profesor W. F. Schirmer con la tesis La transformación de la figura de Eneas en el espejo de la literatura inglesa. Hasta 1977 trabajó como profesor de Lengua y fue mentor en el Instituto de Bachillerato Schloss, en Düsseldorf-Benrath.

Carl Vossen
Madre Latín y sus hijas. Las lenguas de Europa y su origen
Traducción de Fernando Lorda Pérez y Santiago Recio Muñiz
Notas y actualización de Santiago Recio Muñiz
ISBN: 978-84-8367-433-8
KRK. Oviedo, 2013

Archivado en: