Una radio que sabe latín

Francis Mármol | Málaga www.elmundo.es 07/04/2014

Un profesor de Filología Clásica y un periodista hacen un programa que repasa la actualidad en el idioma del imperio romano. En este espacio de noticias es normal oír hablar de 'Arturus Mass' o del 'Regis Ioannis Caroli'

El dial de la radio en la Costa del Sol regala exotismos tan a la moda como emisoras en ruso, tan cercanas por el rebote a las de nuestros vecinos árabes y tan ya tradicionales como las escuchadas en inglés, pero acercando la oreja a Antequera, la vieja Antikaria, en el 107.7 de Radio Torcal se ofrece algo todavía más inaudito: un programa de noticias en latín. Una experiencia que es única en España y a la que sólo se le conocen réplicas similares en el continente en Finlandia, el Vaticano o Bremen (Alemania).

Sí, como lo oyen. Un programa de noticias en latín, que ya cumple las casi ochenta entregas desde 2011 y que tiene en el periodista e ideólogo, Antonio Arquillo, y en el profesor universitario y ejecutor, Cristóbal Macias, a sus dos entusiastas propulsores. La idea, de media hora de duración semanal y traducción al castellano a posteriori, lejos de parecerles un despróposito, en estos tiempos tan mercantilistas para los medios de comunicación, tiene sobre todo un afán didáctico y de reivindicación de nuestros orígenes lingüísticos y culturales romanos.

La plasmación tiene su gracia. Tras el clásico saludo a la audiencia de «Salve Antoni, salvete dilecti auditori» ambos se introducen en la más rabiosa actualidad en tres o cuatro noticias desde este idioma de siglos: Arturus Mass y su intención de construir una nación «sui iuris» está tan presente como la subida del IVA «fiscalis pretii additamenti ascensio», las aventuras de nuestro «Regis Ioannis Caroli» o algunas, menos, noticias de fútbol, «pedilunium», con hasta incluso el nomine Mourinho por ahí de pasada.

A renglón seguido de esta lectura de noticias, ambos contertulios procesan lo hablado al castellano y comentan la pervivencia de muchas de las locuciones antiguas en nuestro idioma actual, mezclando episodios de la historia antigua con los actuales. «Estudié Filología y siempre he estado interesado por el mundo clásico, del que nuestra actual sociedad es deudora. Tenía en la cabeza hacer ésto desde 2008. Recuerdo que cuando llamé a Cristóbal Macías a la Universidad un 22 de diciembre de 2011 para que me ayudara con el proyecto, tuve que decirle que no era una broma, ni era el Día de los Inocentes», explica entre risas Arquillo que al igual que su compinche al principio les sonaba a locura la historia.

«Con el tiempo nos hemos dado cuenta que no sólo los estudiantes de Latín se descargan los podcast, que se cuelgan de cada programa en internet, sino que además me encontraba a gente mayor del pueblo que me felicitaba y que me quería dar un 'ósculo' (cultismo latino que significa beso). Dicho así, tal cual», confiesa el periodista.

Arquillo también refrenda la existencia de este programa tan atípico en la honda historia romana de Antequera, donde dicen estar catalogados hasta 300 yacimientos de esta civilización, y en la que parece que era una importante exportadora de aceite y nudo de comunicaciones trascendental entre Hispalis, Corduba y Malaca. «A partir de nuestro programa la gente se da cuenta de que las palabras colega, digital, ítem o 'sponsor' que nos parecen neologismos no lo son y provienen de nuestra lengua madre», explica.

«Es una manera de reivindicar su vigencia y de defender métodos más activos y atractivos de supervivencia de este idioma. A veces tengo que inventarme algunas palabras, porque antiguamente, por ejemplo, no existía el fútbol. Además le pongo un acento 'bético' a la cosa», cuenta el 'locutor' Macías, que lucha desde hace tiempo porque deje de pensarse que el latín es sólo la lengua de los curas, «y también fue de una eminente burguesía y es de una honda huella actual».

FUENTE: http://www.elmundo.es/andalucia/2014/04/07/53427499268e3ed70f8b4572.html