Pizza, el plato que ya comían los legionarios romanos

Madrid www.abc.es 12/01/2015

Se cree que la historia de este alimento comenzó en la Antigua Roma, donde se servía rápidamente en la calle. En la Segunda Guerra Mundial, su comercialización aumentó gracias a los soldados aliados.

Hoy en día se puede comer desde en restaurantes carísimos hasta en puestos a pie de plaza. Sin embargo, sea el lugar que sea donde se disfrute de ella, lo que se siempre podremos decir de la pizza es que es un plato sabroso con, según se cree, miles de años de historia.

Al menos, así lo afirma el experto y reputado cocinero Maurizio de Rosa en el diario «Clarín», donde ha explicado pormenorizadamente la evolución de este alimento, el cual le ha granjeado –entre otras cosas- una buena parte de la fama que atesora en la actualidad.

A pesar de ser un plato mundialmente conocido en la actualidad, según de Rosa es imposible determinar cuándo se inventó, aunque a día de hoy se sabe que los ciudadanos de la Antigua Roma ya comían pizza. En aquellos años, no obstante, se preparaba sin levadura y consistía en un pan plano al que se añadían especias.

Además,se servía en plena callepara aquellos que quisieran llenarse el estómago rápidamente. Sin embargo, y tras ser engullida por senadores, legionarios y ciudadanos, este plato cayó en el olvido por causas desconocidas hasta que, finalmente, renació en Nápoles aproximadamente en 1660.

En esa época, en cambio, fue un plato destinado a los más pobres debido a los ingredientes con los que se fabricaba. A su vez, en aquellos años se hacía frita y con grasa de cerdo, queso de oveja y albahaca. Sin embargo, con los años pasó a hornearse.

«El primer pizzero que se convirtió en una celebridad fue el famoso N'Tuono o Antonio Testa. Se cuenta que en 1672 Fernando de Borbón rompió el protocolo y se fue a comer a una pizzería, lo que era considerado exclusivamente de pueblo. Se fue a la pizzería de Antonio Testa. Entonces, ¿qué hicieron los nobles de Nápoles? Como el rey fue a la pizzería, ellos empezaron a ir también», explica de Rosa al «Clarín». Al parecer, y según señala el experto, Fernando II se hizo construir entonces un horno en palacio donde elaborar sus propias pizzas.

Este plato cambió con la llegada del SXVIII, cuando el virrey de Perú regaló al rey de la región una planta de tomate. En ese momento se añadió este ingrediente a la receta -que, a día de hoy, se ha vuelto básico- a pesar de que ya había llegado al país casi un siglo antes (en el XVI concretamente).

Posteriormente, en 1839, nació la pizza Margherita, llamada así debido a que fue la que la reina Margarita Teresa de Saboya de Italia (esposa de Humberto I) la eligió como su favorita cuando fue a comer al restaurante de Raffaele Espósito. Al parecer, este plato consiguió encandilarla debido a que contaba con los colores de la bandera de su país: rojo (tomate), verde (albahaca) y blanco (mozzarella). Posteriormente, el plato se daría a conocer en todo el mundo gracias a la emigración masiva de los italianos.

En la Segunda Guerra Mundial, curiosamente, la pizza se volvió a hacer famosa si cabe cuando los soldados aliados enviados al sur de Italia para liberar el país de las tropas nazis la «redescubrieron». Concretamente, cuando los militares viajaron hacia el norte de la región, fueron solicitando ese exquisito alimento que habían probado, con lo que se abrieron multitud de negocios para cubrir la demanda.

FUENTE: http://www.abc.es/cultura/20150112/abci-pizza-historia-segundaguerramundial-roma-201501121549.html

IMAGEN: http://www.abc.es/Media/201501/12/pizza--644x362.jpg

Archivado en: