Astérix vuelve a luchar contra el César

Álex Vicente www.elpais.com 0308/2015

La 36ª entrega de la saga, 'El papiro del César', llegará a las librerías el 22 de octubre

Astérix y Obélix preparan su regreso con un nuevo volumen que llegará a las librerías el 22 de octubre en una quincena de países a la vez, incluida España, donde será publicado por la editorial Bruño. La 36ª entrega de la saga, creada por René Goscinny y Albert Uderzoen 1959, se titulará El papiro del César y resucitará al enemigo más temible y respetado de sus dos protagonistas. La editorial francesa Albert René ha revelado este lunes las primeras viñetas de este nuevo volumen. Su argumento todavía es impreciso, pero se sabe que está inspirado por los siete volúmenes de los Comentarios a la guerra de las Galias, que el propio Julio César firmó de su puño y letra.

En sus crónicas, el emperador describió las batallas que acontecieron durante los nueve años que pasó combatiendo a los ejércitos autóctonos que se oponían a la dominación romana de la Galia. Aunque también pudo haber exagerado algunas de sus proezas, como apunta una de las viñetas desveladas ayer. “¿Quiénes de ellos van a protestar? ¡Son todos analfabetos! Tu libro dará fe de que has conquistado toda la Galia y el Senado aceptará financiar tus otras conquistas…”, dice un personaje situado fuera de plano. “Es cierto que Julio César amplificó algunos acontecimientos para favorecer sus intereses ante el Senado romano. Eso pudo haberse vuelto en su contra”, afirmaba ayer Uderzo a Le Figaro, dando pistas sobre la historia.

Detrás de El papiro del César se encuentra el nuevo tándem creativo a cargo de la saga, formado por el dibujante Didier Conrad y el guionista Jean-Yves Ferri, contratados en 2011 tras la venta de la editorial de Uderzo al grupo Hachette. Será su segundo volumen como coautores tras Astérix y los pictos, publicado en 2013, del que se vendieron 5 millones de ejemplares alrededor del mundo. En total, la saga ha sido traducida a 111 idiomas y vendido más de 350 millones de álbumes en el último medio siglo, 24 de ellos en España y Latinoamérica.

El nuevo álbum sigue una regla no escrita en el universo de Astérix: un libro tenía lugar en Armorica y el siguiente, en un país exótico. Tras recorrer los paisajes escoceses en el anterior volumen, El papiro del César tendrá lugar en la irreductible aldea gala de los protagonistas, aunque también contará con numerosas escapadas a la capital del Imperio Romano. Será el vigesimotercer volumen protagonizado por el César, presente en la saga desde su primer tomo, Astérix el Galo. El trazo con el que el emperador fue dibujado fue transformándose a lo largo de la serie, lo que supuso otro reto para el nuevo dibujante. “Cambió mucho según el álbum. Entre el primer y el último volumen, el tamaño del César prácticamente se multiplicó por dos. He intentado utilizar un estilo intermedio que reagrupe las cualidades de todas las épocas, para que sea reconocible para todo el mundo”, explicaba Conrad este lunes. El dibujante también ha procurado no reírse más de la cuenta de ese villano. “César siempre es representado de forma bastante respetuosa. En la época de Astérix y Cleopatra fue algo más caricaturizado, pero desde entonces Uderzo lo dibujó más digno”, afirma el nuevo ilustrador, para quien el César representa “una figura histórica que debe ser respetada”.

Por su parte, Uderzo dice “no haber querido incordiar” a los nuevos responsables de la saga, pese a haberles dado alguna indicación en momentos de duda. “Les hago de brújula y a veces corrijo la posición de algún personaje. Ese es, de ahora en adelante, mi papel”, afirma el dibujante, de 88 años. El papiro del César será también el primer volumen publicado tras la reconciliación de la familia Uderzo, enfrentada en una guerra judicial desde 2007 a causa de la voluntad del visitante de vender su editorial al grupo Hachette y permitir que otros siguieran ideando nuevas aventuras para Astérix tras su muerte.

Su hija Sylvie se opuso durante meses a la transacción, que comparó con “rendirse ante el Imperio Romano”. Terminó aceptando vender sus acciones a Hachette por una cantidad estimada en 12,7 millones de euros, la misma suma que su padre había obtenido meses atrás. Pero, acto seguido, denunció al entorno de Uderzo por “abuso de debilidad”, una acusación que permite proteger a los ancianos y discapacitados en situación de debilidad psicológica. Les acusaba de haber incidido en la decisión de vender la editorial familiar. Uderzo y su esposa denunciaron, a la vez, a su hija y a su yerno por “violencia psíquica". Ambas partes llegaron a un acuerdo en septiembre de 2014.

Uderzo, hijo de inmigrantes italianos que creció en un piso sin agua corriente de la empobrecida periferia de París, contaría hoy con un patrimonio estimado en más de 30 millones de euros. Una cifra que no incluye su archivo de planchas de la saga de Astérix y Obélix. En marzo, uno de sus originales fue vendido por 150.000 euros en una subasta en París. Uderzo contaría con un millar de ellas en sus archivos personales.

Archivado en: