Las «Vedute» de Roma de Giovanni Battista Piranesi, en la Galería Artur Ramon


Grabado de PiranesiAleix Mataró | Barcelona | www.abc.es 18/02/2006

Piranesi es contado entre los grandes grabadores de la historia, junto a Durero, Rembrandt y Goya. Su importancia en su interpretación de la arquitectura romana.

La Galería Artur Ramon tiene en exposición una colección de grabados de Giovanni Battista Piranesi (1720-1778).

La muestra, que ha sido prorrogada hasta el 11 de marzo, ofrece una serie de «vedute» o vistas de Roma, con sus espacios urbanísticos y monumentos. Las «vedute» son una prueba de la maestría de Piranesi en la técnica del aguafuerte y también la obra que acredita la influencia arquitectónica del autor.


Piranesi era veneciano, primero se formó como arquitecto y posteriormente se introdujo en el dominio de las técnicas de grabado. Antes de viajar a Roma, participa de los círculos ilustrados donde se empieza a discutir sobre cultura etrusca y romana, desde un punto de vista arqueológico. Las artes en el siglo XVIII aún se mueven bajo las directrices del clasicismo. En arquitectura los cánones se basaban más en la literatura -Vitruvio- que en el estudio directo de los monumentos. El descubrimiento de Herculano en 1738 y de Pompeya, en 1748 alterarán las bases de conocimiento e impulsarán la revisión de la Antigüedad, a partir de sus restos.

Más que un «souvenir»

Piranesi aplicará sus conocimientos de arquitectura al estudio arqueológico de los viejos monumentos romanos. El artista se interesa por las técnicas constructivas, los materiales, el concepto útil y funcional que hay detrás de los constructores de acueductos, termas y puentes. Las «vedute», serán medios de difusión de sus consideraciones. Con el empleo de técnicas espaciales y lumínicas escenográficas -siguiendo a Canaletto y Bibbiena-, Piranesi diseña un viaje visual por espacios realistas, en el que, gracias al tamaño grande de las planchas, se pueden apreciar bien los volúmenes de las construcciones, sus materiales y el uso dramático de la luz, permite resaltar pedagógicamente algunos aspectos.

El contacto del artista con instituciones francesas e inglesas en Roma, aseguraría la difusión internacional de su obra. Roma es escala imprescindible para los viajeros del Grand Tour y de los estudiantes que viajan a Italia, para conocer a los clásicos. Las «vedute» de Piranesi serán material documental y también de oposición manifiesta a las teorías de Winckelmann que preconiza la superioridad de la arquitectura griega. Las diversas colecciones de grabado que crea Piranesi, se preocupan tanto por la arquitectura antigua, como por ejemplos barrocos, más recientes, como la Fontana de Trevi o la Piazza Navona.

Archivado en: