Estudioso del Antiguo Egipto identifica a los misteriosos faraones Hicsos

faraones hicsosMaría Fernández-Valmayor (SAIS) | Madrid  http://egiptologia.livejournal.com  01/03/2006

Los hicsos serían fundamentalmente proto-griegos o micénicos, según recientes descubrimientos lingüísticos.Georgeos Díaz-Montexano, escriptólogo y egiptólogo amateur, ha conseguido identificar los nombres de los reyes hicsos como pertenecientes al grupo de lenguas y dialectos proto-griegos o micénicos.

El verdadero origen étnico de los misteriosos hicsos que consiguieron hacerse con el poder de una parte considerable del Antiguo Egipto, durante los siglos XVII al XVI antes de Cristo, ha sido siempre un verdadero reto para los egiptólogos. No obstante, la opinión más generalizada desde hace tiempo es que los Hicsos serían pueblos semitas, fundamentalmente habitantes de la franja costeras sirio-palestina, o sea, canaanitas o proto-fenicios. Sin embargo, como señala Díaz-Montexano, hasta la fecha no se había realizado una identificación firme o sólida de cada uno de los nombres de los reyes hicsos según los datos aportados por Manetón en su crónica de Egipto; de hecho, apenas solamente dos de los seis nombres de reyes hicsos citados por este amanuense egipcio se han podido relacionar –aproximadamente- con otros dos nombres de origen semita.

Díaz-Montexano ahora ha conseguido identificar con un mayor grado de aproximación los seis nombres de los reyes hicsos, y sus equivalente casi exactos se hallaban justamente en dialectos indoeuropeos proto-griegos que se conservaron hasta los tiempos de la Grecia arcaica y clásica, aunque sorprendentemente estos no habían sido detectados antes por ningún egiptólogo ni especialista en lenguas antiguas.

Los nombres de los reyes Hükoussôs

En cuanto a los nombres de los reyes Hükoussôs o Hicsos (como suelen ser llamados en la literatura hispana), veamos primero que nos cuentan los códices griegos medievales que afirman ser copias de textos escritos originalmente por el sacerdote egipcio Manethôs, que en la literatura hispana conocemos como Manetón. Según estos códices escritos en griego medieval, los reyes Hükoussôs serían, Salitis (o Saitis), Bnôn, Apakhnan (o Pakhnan), Apopis, Iannas, Staan, Asêth o Assis, Arkhlên, y Afôfi; según las dos principales versiones, Manetón y Africano. Estos nombres de reyes hicsos -según Manetón- han sido identificados con los reyes egipcios Š3rk (¿Salitis?), Jppj (Apôpis), y3n (¿Iannas?, ¿Staan?) e Jppj II (Aphōphi). Mientras que Bnôn, Apakhnan o Pakhnan, Asêth y Arkhlên aún no han sido identificados de manera segura con ningún rey egipcio conocido.

En cuanto al origen étnico de estos reyes egipcios registrados por Manetón, desde el punto de vista filológico, solamente se han propuesto un par de identificaciones aproximadas con otros nombres pertenecientes a la lengua hebrea, estos son Salitis con Shallit (‘gobernador’) y Bnôn con bnô (‘su hijo’). Sin embargo, Georgeos Díaz-Montexano ha conseguido identificar todos los nombres de los reyes hicsos con nombres indoeuropeos que se conservaron hasta varios siglos después de las dinastías de los Hicsos en lenguas y dialectos arcaicos greco-latinos como el latín el dórico y el jónico

La identificación con nombres indoeuropeos

Según Díaz-Montexano Salitis se corresponde con el latín Salîtis. Saliti-s puede traducirse como "el Saltador" o "el de los Saltos", "el danzante o bailarín". Estas traducciones recuerdan las representaciones de "Saltadores" minoicos encontradas en la ciudad del delta del Nilo, identificada como Avaris, la capital de los Hyksos. En su estructura, sin embargo, se corresponde con otros nombres propios griegos igualmente terminados en –itis como son: Mel-itis (de Meli "miel"), Pol-itis (de Polis, “ciudad”), Phil-itis (de Philos, “amado”), por lo que Salitis, también podría ser traducido como "el que sacude", "el agitador", "el que hace temblar" (sobrenombre similar a los usados para denominar a Poseidôn), de Sali/Salai/Salê “conmoción, sacudida”.

En cuanto a la variante de Salitis, registrada como Saites, podría ser la pronunciación de la palabra egipcia Sti que aparece en el nombre de tA-sti como denominación del país de los HKA-hAswt (Hyksos). Sti, literalmente parece significar "flecha o saeta" (nótese la similitud con la palabra castellana, presumiblemente de origen indoeuropeo), que a juzgar por su jeroglífico más frecuente y simplificado, es una "flecha atravesando una piel de un cuadrúpedo"; por extensión aparece como denominación de un tipo de "arco" de origen extranjero y como determinativo de “extranjeros”.

El nombre del rey Bnôn se correspondería con el nombre griego Bnon (variante Beon) = Pneôn del griego Pneô "soplo (de viento, aire), aliento, respirar"; registrado en el antiguo jónico de Homero.

Apakhnan se correspondería con el griego arcaico Apakhnan; "escarcha", registrado en los léxicos dórico y eólico. A-pakhnan, se traduciría, o bien como "sin escarcha", "sin congelación o coagulación", o bien como "el de las escarchas, heladas, congelaciones o coagulaciones". Otra interpretación –tan válida como la anterior- sería Apakhnan, compuesto de "apo" -como privativo- más akhnazô, “miserable, pena”. Apakhnan se traduciría entonces como "el que no será miserable", "el que no sentirá pena (ni piedad)".

Apophis {vars.: Aphophis, Aphobis} = griego arcaico (jonico y eólico) "Ap'ophis" (por apócope de apo, ante vocal), "el que se aparta (o se aleja) de la serpiente"; "de (proveniente de) Ophis [(el páis) de la Serpiente], o simplemente "el de la Serpiente". En el caso de que la forma correcta sea la variante Aphobis, este nombre se podría traducir a través del griego Aphobia/Aphobos: "sin miedo", "Audaz, Temerario, valiente, intrépido".

Staan se correspondería con el griego arcaico Staan, “estar parado, quieto, firme, estable”.

Iannas podría ser una forma proto-griega o micénica contracta similar a Iaones o Ionian (Jonio). La traducción podría ser "el de Jonia", o "de los Jonios".

La forma del nombre Ian-nas se corresponde -en su morfología- con formas típicas de voces griegas antiguas dóricas, eólicas y también jónicas, como Ban-nas, Gen-nas, Kon-nas, Hun-nas, Nan-nas, Puthan-nas, San-nas, Sôkan-nas, Thun-nas y Phan-nas.

Arkhlên se corresponderían con las formas Arkhlên de Arkhles = Arche-la_os, “un líder del pueblo, un jefe, un capitán, gobernante”. Se conocen las variantes de nombres griegos siguientes: Archela, Archelaïs, Archelas, Archelaïos, Archelaos y Archeleôs.

Assis se correspondería con el griego arcaico Assis = asson (dórico Assion), “acercamiento", especialmente relativo al “acercamiento hostil”; pero también “sustancia, esencia, naturaleza de algo, pureza”. Assis aparece registrado en la antroponimia griega arcaica junto a otros nombres griegos propios como, Assios, Assaios, Assas, Assei y Assidos.

…Estos nombres aparecen solamente registrados en los dialectos más antiguos del griego, lo que no parece ninguna casualidad. Si mis hipótesis llegan a ser aceptadas por los expertos en filología griega e indoeuropeas, en los nombres de los reyes Hyksos de Manethón tendríamos un testimonio de las formas indoeuropeas más antiguas conocidas de estos nombres que después supervivieron en los dialectos griegos dóricos y eólicos. Dialectos que se estiman ya existían en la misma época de las Dinastías de los Hicsos… Pienso que los Hyksos podrían ser pueblos indoeuropeos proto-griegos, probablemente de origen minoico-micénico, y esto explicaría la considerable cantidad de evidencias de esta civilización halladas en Avaris…”. –comenta Díaz-Montexano.

por Maria FVP
Scientific Atlantology International Society (SAIS)

Archivado en: