Tarragona tendrá la segunda maqueta más grande del mundo romano

EFE 08/09/2005

La ciudad de Tarragona estrenará el próximo mes de noviembre la segunda maqueta más grande del mundo romano, tras una que se exhibe en Roma, con motivo del quinto aniversario de la inclusión de los monumentos romanos de la ciudad en la lista de Patrimonio Mundial por parte de la UNESCO.

El programa del quinto aniversario de esta declaración, que comienza este mes y se prolongará hasta final de año, incluye 'actos muy variados, como la recuperación y restauración de espacios, los elementos de difusión, las visitas guiadas o las actividades para niños', ha explicado hoy la teniente de alcalde de Patrimonio del ayuntamiento de Tarragona, Maria Mercé Martorell.

La efeméride comenzará a celebrarse con la inauguración de la señalización y de las actividades del parque ecohistórico del Puente del Diablo, 'un espacio muy emblemático' que recibe alrededor de 6.000 visitantes al mes, ha señalado Martorell.

El próximo 15 de septiembre, en el Palacio de Ferias y Congresos, tendrá lugar uno de los actos centrales del quinto aniversario, una gala que contará con la única actuación en Cataluña del ballet de Angel Corella & Stars of American Ballet.

La iniciativa incluye la edición de trípticos en ocho idiomas con información sobre los recintos dependientes del Museo de Historia y de un CD-Rom sobre los barrios de La Floresta, Riuclar y L'Albada y se impulsarán numerosos actos para escolares.

El programa incluye la realización de un congreso sobre casas históricas, volver a catalogar y revisar los bienes protegidos de Tarragona y reeditar el documento 'Tarragona, metamorfosis de una ciudad', que repasa los monumentos de las cuatro rutas correspondientes a las cuatro épocas de la ciudad (romana, medieval, moderna, contemporánea).

Respecto a la recuperación de espacios, se abrirán los espacios del Circo Romano conocidos como la Volta de Sant Hermenegild y la Volta del Pallol, cerrada ésta última desde hace una década por las filtraciones de agua de lluvia y donde se instalará la segunda maqueta más grande del mundo romano, tras una que se exhibe en Roma.

La Tarraco de mediados del siglo II después de Cristo, la época de máximo esplendor de la capital de la Tarraconensis, quedará reproducida en esta maqueta, de unos veinte metros cuadrados y a escala 1:500, que contendrá las tres terrazas monumentales superiores, con el circo, el foro provincial y el área de culto, así como el anfiteatro o el área portuaria.

Archivado en: