Trasladan al MNAC la escultura de Asclepio para iniciar un proyecto de estudio y restauración de la pieza

AsclepioBarcelona | EUROPA PRESS 18/04/2006

La escultura griega del siglo II a.C. hallada en Empúries (Girona) del dios Asclepio, depositada en el Museu d'Arqueologia de Catalunya (MAC), será trasladada mañana al Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) para iniciar un proyecto de estudio y restauración de la pieza, que se prolongará entre cuatro y seis meses.

La directora del MAC, Núria Rafel, explicó hoy que el proyecto consistirá en un estudio técnico en profundidad de la escultura "más representativa de la arqueología catalana" que permitirá obtener nuevos datos sobre los materiales constituyentes, las pátinas y los recubrimientos, el control de calidad de los tratamientos y las condiciones de preservación.

A partir de los resultados de este estudio, "decidiremos si se reintegran en la escultura pequeños fragmentos que formaban parte de ellas", se estudiará llevar a cabo un "tratamiento de limpieza" y se planteará la posibilidad de reintegrarle los brazos, una tarea que "no es sencilla" porque el brazo derecho "funciona a la perfección" mientras el izquierdo "no es el original".

La directora del centro comentó que la implantación de los brazos, que se conservan en una vitrina del museo, se decidirá en función de parámetros científicos, físicos --"no queremos realizar actuaciones irreversibles"--, de estabilidad y estética. "Nos hemos de plantear si realmente vale la pena un cambio de estas características cuando es una pieza que ha entrado en el imaginario colectivo sin brazos", recordó.

El proyecto, que se iniciará mañana con el traslado de la escultura, cuenta con un presupuesto inicial de 60.000 euros y se ha establecido un seguro específico para su estancia en el MNAC por valor de seis millones de euros.

Una comisión integrada por catedráticos de arqueología clásica de Catalunya y especialistas en escultura de España y Francia tomará las decisiones pertinentes una vez finalizada la fase de estudio y análisis, que no se pudo llevar a cabo en el momento de su descubrimiento hace 100 años.

Paralelamente, Rafel anunció que el MAC está trabajando en el diseño de una exposición temporal en el Saló Gòtic de la Biblioteca Nacional de Catalunya para mostrar la escultura a los ciudadanos y dar a conocer los resultados de las investigaciones.

Una de las dudas que plantea la escultura desde su hallazgo es la identidad del personaje que representa, ya que aunque inicialmente se le ha relacionado con Asclepio, dios griego de la medicina, en la actualidad existe "un gran consenso" que niega esta identificación y lo vincula con Zeus Serapio, una divinidad de origen egipcio muy popular en la antigüedad.

La estatua, que mide 2,17 metros, fue hallada en dos fases. En primer lugar se halló el busto con la cabeza y un brazo roto de mármol griego del tipo paros y posteriormente el cuerpo con sus correspondientes piernas y pies con sandalias de mármol pantélico, el mismo que se utilizó en el Partenón de Atenas.

POSIBLE REGRESO A EMPURIES

Cuando finalice el proyecto, la directora del MAC no avanzó si la escultura regresará a Empúries, donde se exhibe una reproducción, o si continuará en la sede del MAC.

En este sentido, Rafel recordó que existe "una recomendación del Parlament al Gobierno para devolver Asclepio a Empúries" y "nosotros podemos opinar pero no tomar la decisión". Sin embargo, apuntó que la decisión se debe tomar "de forma contextualizada", por lo que el traslado debería contemplar "una reforma en profundidad de los proyectos museográficos tanto de Empúries como de Barcelona".

Por su parte, el director de la sede de Empúries del MAC, Xavier Aquilué, mostró su interés por que la pieza regrese "al lugar de donde salió", ya que muchos visitantes "sienten un desencanto al ver la copia en Empúries".