La compañía "Clásicos Luna" presenta en el Teatro Romano "El cascarrabias", una adaptación del "Truculentus" de Plauto

Zaragoza | EUROPA PRESS 16/05/2006

La compañía de teatro "Clásicos Luna", formada por alumnos y profesores del IES Pedro de Luna, presentó el pasado sábado, día 20 de mayo, en el Teatro Romano de Zaragoza la obra "El cascarrabias".

El espectáculo es una adaptación del "Truculentus" de Plauto. La dirección técnica y artística de la obra correspondió a María Ángeles Parroqué y Juan Luis Pérez, miembros del grupo teatral "Hécate".

"El Cascarrabias" expone la vida de una cortesana que tiene tres amantes, un soldado, un agricultor y un joven, a los que intenta sacar todo el dinero posible. Es una de las últimas comedias que escribió Plauto y, según dice Cicerón, es única en el conjunto de sus comedias por tener un matiz moralizante: el hombre que se pone en manos de esta mujer se empobrece.

La puesta en escena es ágil, llena de colorido y frescura. La música, el decorado, el vestuario y la interpretación de los actores, que han trabajado duramente durante más de un año, hacen de esta comedia un espectáculo muy agradable para los sentidos y el disfrute de los espectadores.

"Clásicos Luna" ha participado en este 2006 en los Festivales de Teatro Grecolatino de Zaragoza, Bilbao y Sagunto. La actuación de este sábado se enmarca en un proyecto educativo pensado para despertar el gusto por las humanidades y que se lleva a cabo desde hace tres años. El programa se centra en el teatro de Plauto.

Se extendió a todo el legado de la cultura clásica romana, tanto en sus aportaciones humanísticas como técnico-científicas, y al mundo del teatro en general. Intervienen tanto las asignaturas y materias que tratan directa o indirectamente estos temas, que constituyen los cimientos de todas las actividades como las actividades complementarias y extraescolares, donde se despliega el trabajo teatral propiamente dicho, en forma de talleres y cursillos.

No se concibe el proyecto como un conjunto de actividades selectivas para un pequeño grupo de alumnos a los que gusta el teatro. Se plantea como un proyecto global, colectivo, de todo el centro escolar. Se estable su metodología para que tenga consecuencias positivas en todos los sectores: profesores, personal no docente, alumnos, padres, ex-alumnos, personas del proyecto PIEE; en todos los niveles educativos: ESO, U.I.I.E.s, Ciclos Formativos, y Bachillerato; y en todos los órganos colegiados, departamentos didácticos y grupos de trabajo.

La actividad de todos refuerza una serie de valores que toda institución educativa debe trabajar como la responsabilidad, la división de funciones, el respeto y la solidaridad, la necesidad del esfuerzo personal y colectivo, la importancia del diálogo en la resolución de problemas, el desarrollo de la memoria y la concentración, entre otras.

Desde esta perspectiva el proyecto también plantea, como un aspecto relevante, el conocimiento de la dimensión humanista de la cultura clásica, informan fuentes del centro educativo, "especialmente necesaria en estos momentos en que los valores de excelencia, esfuerzo, educación y cuidado de la propia humanidad han sido relegados al baúl de los recuerdos, bajo la presión de los medios de comunicación, preocupados por el éxito y los índices de audiencia".