Y Ulises dio con Aquiles

Soraya de las Sías | Pedrosa de la Vega (Palencia) www.nortecastilla.es 20/05/2006

La villa romana de La Olmeda es el principal atractivo turístico que posee Pedrosa de la Vega

La villa romana de La Olmeda está adormecida en el quirófano, en plena operación quirúrgica que renovará su estética. Dentro de unos meses está previsto que reciba el alta médica. Para entonces, habrá pasado de ser una relevante excavación arqueológica ávida de protección y acondicionamiento para las visitas a un complejo turístico con un amplio recorrido, en el que se explicará el modo de vida de los romanos a través de los hallazgos y mosaicos encontrados por Javier Cortes Álvarez de Miranda en 1968, cuando, realizando labores agrícolas, un arado tropezó con un muro.

Esta villa romana es el principal potencial turístico con el que cuenta no solo la localidad en la que se enclava, Pedrosa de la Vega, sino toda la comarca de Saldaña.

Su atracción para los amantes de la historia y del arte es tal que, a pesar de la evidencia, del movimiento de las grúas, de los trabajos de los operarios y de la prohibición expresa de las visitas, son muchos los que se siguen acercando hasta el yacimiento llevados por el quizás o el tal vez, por la oportunidad de llegar, asomarse y disfrutar, aunque sea del resto más nimio que refleje el lujo o la grandiosidad de lo que fue una residencia del bajo imperio romano.

El viaje, sin embargo, será en balde, pues el acceso está restringido. El curioso tendrá que echar mano de la ilusión en el recorrido de regreso para hacerse una idea de la riqueza del antiguo propietario de este palacio. Deberá aferrarse a la imaginación y emular en la mente los mosaicos que adornaban los suelos y las paredes del edificio, especialmente en el 'oecus' o salón de recepciones, donde imperaba una escena de la mitología griega: el descubrimiento de Aquiles por Ulises en el gineceo de Licomedes, en la isla de Skiros.

Asimismo, puede optar por otra opción y acercarse al museo monográfico de La Olmeda instalado en la iglesia de San Pedro de Saldaña y disfrutar de otros restos, quizás menos llamativos pero igual de relevantes en la cultura romana, como ajuares funerarios, herramientas y vasijas de uso doméstico y objetos relacionados con las labores del campo o la caza.

La villa romana es la joya que tienen los vecinos de Pedrosa, que siempre han demandado mayor vinculación con ella, quejándose de que ni tan siquiera el pueblo se menciona en las señales, paneles o guías. «Incluso el museo se lo han llevado a Saldaña», reprocha el alcalde, José María Marcos Salas. Próximo pueblo: Saldaña.

Archivado en: