Los más importantes restos romanos de Marchena, en peligro por un proyecto de 500 viviendas

Sevilla www.terra.es 01/09/2005

Los más importantes restos arqueológicos del municipio, una villa romana documentada por la Universidad de Sevilla desde principios de siglo, y señalizada por GPS, podrían estar en peligro si se confirma la construcción de una gran promoción de 500 viviendas en el área que va desde el cementerio municipal al IES López de Arenas, que se levantaría en parte sobre el suelo en donde se hayan los restos arqueológicos.

La preocupación se ha extendido entre la comunidad científica de la provincia de Sevilla relacionada con la arqueología, especialmente en el equipo del departamento de Arqueología de la Hispalense, que ha hecho catas en este enclave. Sin embargo, nunca se han realizado ni un estudio serio ni excavaciones sobre la zona, que podrían arrojar mas luz sobre el pasado romano del municipio, hasta el momento totalmente desconocido.

En las últimas décadas sólo se han hecho dos excavaciones arqueológicas en el municipio frente a las 200 de Carmona. Tampoco existe un arqueólogo municipal, solicitado en pleno por PA y PP y rechazado por IU y PSOE.

La mayor promoción

La constructora ha confirmado a Vocento que la mayor promoción de viviendas de los últimos años en el municipio se comenzará a elevar en el plazo aproximado de un año, y que ya ha sido incluida en el correspondiente plan parcial urbanístico municipal, aunque está a la espera de su definitiva aprobación por el Pleno, donde el Gobierno local no dispone de mayoría. Sin embargo, la publicidad para la promoción y venta ya se ha iniciado en la sede de la constructora y en los medios de comunicación locales.

La constructora ha reconocido a este medio que desconocía aspectos relacionados con restos de valor arqueológico en el subsuelo de la zona donde pretende levantar las viviendas, y ha remitido a Vocento al arquitecto municipal para que éste ofrezca más información sobre estos aspectos. Por el momento no hay confirmación oficial sobre si la promoción afecta a restos arqueológicos o sobre si Cultura ha intervenido en el expediente urbanístico.

Los planos, expuestos públicamente en la sede de la constructora, señalan que las viviendas comenzarán a elevarse a la altura de la intersección de la calle José Montes de Torres con el Camino del Oro, vía de circunvalación local, inmediatamente después del parque Francisco Malagón, que se levantó junto al arroyo del Lavadero.

Esto significa que, según dichos planos, la urbanización se adentrará varios centenares de metros en zona arqueológica, que durante las últimas décadas ha sido preservada de las labores agrícolas.

Además, durante años, los normas urbanísticas municipales no contemplaban la posibilidad de construir en este enclave.

Archivado en: