La Diputación de Pontevedra señalizará los 100 kilómetros de la Vía Romana XIX

Pontevedra | EUROPA PRESS 24/06/2006

La Diputación de Pontevedra, a través del proyecto Vías Atlánticas, va a señalizar los 100 kilómetros de la Vía Romana XIX a su paso por la provincia. El organismo provincial instalará nueve mesas interpretativas de granito, 33 señales direccionales de este mismo material y otras 28 señales urbanas que se elaborarán en bronce. Vías Atlánticas tiene previsto inaugurar el próximo mes de octubre esta ruta, que se dividirá en cuatro tramos de 25 kilómetros.
Esta señalización forma parte del plan conjunto elaborado entre los socios del proyecto para lograr una señalización homogénea en todo el recorrido. El próximo miércoles se reunirán en Santiago los técnicos de todos los socios españoles del proyecto que lidera la Diputación de Pontevedra, con representantes de la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta para obtener la aprobación al plan.
La Vía romana XIX discurría por los ayuntamientos de Tui, O Porriño, Mos, Redondela, Soutomaior, Vilaboa, Pontevedra, Barro, Portas, Caldas de Reis, Valga y Pontecesures. A lo largo del mismo, se ha documentado la existencia de las denominadas 'mansios viarias' de Tude, Burbida, Turoqua, Aquis Celenis e Iria Flavia.
REPARTO
En Tui se instalarán seis señales urbanas, una mesa interpretativa delante de la iglesia de San Bartolomé de Rebordáns y tres señales direccionales de granito. En O Porriño habrá tres señales direccionales de granito y otras tres de bronce. En Mos se situará una mesa interpretativa en las proximidades del miliario de Santiaguiño de Antas, además de una señal urbana y cinco direccionales de granito.
En Redondela la señalización consistirá en cuatro marcas direccionales de granito y otras tres de bronce en zonas urbanas. En Soutomaior habrá cuatro señales de granito, tres mesas y una señal más de bronce. En Vilaboa se instalarán dos señales direccionales en zonas rurales.
En Pontevedra la señalización comenzará con una señal direccional de granito en el lugar de Catafix, cinco señales urbanas en zonas como los soportales de la Plaza de A Ferrería o la Plaza de Curros Enríquez, así como una mesa interpretativa de granito en la Plaza de O Peirao, frente al Puente de O Burgo. La señalización se completa con otras dos señales urbanas.
A Barro le corresponden una mesa interpretativa y cinco marcas direccionales de granito. En Portas sólo se instalará una señal como las anteriores. En Caldas de Reis tendrán una mesa interpretativa, cuatro señales urbanas de bronce y otras tantas de granito. La señalización continuará en Valga, donde se instalarán tres marcas de granito y una de bronce. Por último, en Pontecesures habrá dos señales urbanas en bronce y una mesa interpretativa.

Archivado en: