La Galia se traslada a Alicante

Olivia Tovarra | COLPISA | Alicante 21/07/2006
Los platós de la Ciudad de la Luz acogen el rodaje de ‘Astérix en los Juegos Olímpicos’, la mayor producción de la historia del cine europeo.
Desde el pasado mes de junio uno de los personajes más famosos de la literatura contemporánea, Atérix, y sus compañeros, pueblan las instalaciones del complejo cinematográfico de Alicante.

Legionarios del César, atletas egipcios, godos e iberos, princesas griegas, senadores romanos y héroes galos, han tomado literalmente las instalaciones del complejo. La más famosa aldea gala de todos los tiempos y sus habitantes se han convertido en los residentes de excepción de la Ciudad de la Luz.
La magia de Astérix en los Juegos Olímpicos ha impregnado los seis platos con los que cuenta el complejo cinematográfico alicantino en los que se pueden encontrar, entre otros decorados, palacios griegos, la casa de Julio César, un estadio olímpico a escala real y el bosque que rodea la aldea donde viven Astérix y Obélix.
La producción más cara de la historia del cine europeo abrió sus puertas el pasado jueves a un reducido grupo de periodistas para que contemplaran ‘in situ’ el desarrollo de tan colosal empresa. Con un plan de rodaje de 20 semanas, la tercera entrega de la aventuras de Astérix y Obélix, que cuenta con un presupuesto de 78 millones de euros, en la que trabajan alrededor de 300 personas y con la participación de actores de la talla de Gérad Depardieu o Alain Delon, ha conseguido trasladar la Ciudad de la Luz a la época de esplendor del Imperio Romano.
Atravesar las naves en las que se está llevando a cabo el rodaje es todo un deleite para los sentidos. Con un sencillo recorrido, el visitante puede situarse en el interior de un completo palacio de la Grecia Helénica para, 500 metros más adelante, pasearse por la inmediaciones de lo que se convertirá en la aldea gala más conocida de todos los tiempos. Ver el proceso de construcción de los decorados, en los que están trabajando más de un centenar de operarios, se convierte en todo un espectáculo en directo.
Caracterización
De las seis naves que el rodaje de Astérix en los Juegos Olímpicos está ocupando, la más llamativa para los ojos inexpertos de un visitante ajeno al trabajo cinematográfico, es la zona de caracterización de los actores. Vestuario, maquillaje y peluquería ocupan una nave completa. El gran set está dividido en vestuario, maquillaje y peluquería. Cascos, bigotes, lanzas y túnicas de todos los colores se guardan, perfectamente identificados, a la espera de que el figurante en cuestión llegue para caracterizarse. En total se han elaborado para la película entre 800 y 1.000 trajes de la época. El proceso completo de caracterización suele durar alrededor de una hora y media, pero hay personajes con los que se prolonga hasta tres.
Lo primero que hacen los actores al llegar es vestirse. A continuación pasan por maquillaje para terminar en peluquería donde se les vuelve a retocar en caso de necesidad. De las paredes del set cuelgan una gran cantidad de dibujos en los que se contempla el aspecto que cada personaje deberá tener una vez finalizado su paso por caracterización. Así hay diseños del vestuario de todos los atletas, senadores, árbitros y demás participantes.
El equipo se encuentra estos días rodando en los exteriores de Alicante. El escenario elegido es el Estadio Olímpico, un impresionante decorado que ha tardado en construirse casi tres meses. En tan fastuoso rodaje no se pierde nada de tiempo, es una máquina de precisión perfectamente encajada. Mientras se ruedan escenas en un decorado, los operarios trabajan a destajo para terminar el siguiente. De esta manera, el palacio griego que comenzará a utilizarse en el rodaje de la semana que viene, se encuentra esto días en proceso de finalización. Para ello una cuadrilla de más de un centenar de operarios, trabaja desde bien entrada la mañana hasta las ocho de la tarde.
Por otro lado, los miembros de la productora se encuentras estos días localizando diferentes exteriores para rodar más escenas al aire libre. De momento se barajan varios enclaves como la localidad de Santa Pola, el castillo de Santa Barbara en Alicante y las inmediaciones de Petrel. No cabe duda de que sea cual sea el lugar elegido la jornada de trabajo se convertirá en todo un acontecimiento ya que está previsto que participen más de 3.000 extras.