Opinión

Artículos comprometidos, ideas expresadas libremente que pueden cosechar aplausos o levantar ampollas

Los caballeros, el decano y las humanidades

Archivado en: 

Javier Cercas www.elpais.com 12/02/2017

La enseñanza de las humanidades es fundamental porque la democracia consiste en conseguir para la plebe los privilegios reservados a la élite.

A veces me he preguntado por qué resulta tan difícil en España el debate de ideas –la discusión pública, educada y razonada–, y casi siempre me he contestado que por nuestra suntuosa tradición de intolerancia, responsable de que casi siempre la discrepancia intelectual se confunda con la agresión personal y de que, en consecuencia, para nosotros el auténtico debate intelectual consista en arrearle un sartenazo al discrepante o, en su defecto, en cortarle los testículos: todo lo demás es cosa de nenazas. Últimamente, sin embargo, me digo que quizá haya una explicación complementaria.

Más Platón y menos Dora, la exploradora

Archivado en: 

Jorge Marirrodriga  12/01/2017  ww.elpais.com

Estudiantes de una universidad británica exigen sacar del programa a varios filósofos por "blancos y colonialistas"

En la Universidad de Londres, el sindicato de estudiantes de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos ha exigido que desaparezcan del programa filósofos como Platón, Descartes o Kant. Por racistas y colonialistas. En su escrito, el sindicato se refiere a estos —y a otros personajes históricos— como “filósofos blancos”. Además, demanda que sean estudiados únicamente si el alumno lo solicita y siempre poniendo su pensamiento “en el contexto”. Por ejemplo, los filósofos de la Ilustración deben ser explicados —y desacreditados— junto a su “contexto colonial”.

Las humanidades y los políticos

Archivado en: 

Antonio Penadés www.ctxt.es 02/11/2016

La sociedad civil debe exigir la despolitización de la cultura y de la educación, contando con la comunidad docente en su conjunto.

Las humanidades vienen recibiendo ataques sistemáticos desde hace ya bastantes años, esto es algo bien sabido, pero para comprender qué pretenden realmente quienes desean arrebatar a nuestra juventud las disciplinas que giran en torno al ser humano hace falta contextualizar el asunto. Al identificar a los verdaderos responsables se comprueba que este fenómeno no es fruto de una serie de decisiones puntuales sino que responde a un plan bien estructurado.

Por qué leer a los clásicos

Archivado en: 

Pedro G. Cuartango www.elmundo.es 24/10/2016

Siempre he sentido inclinación a leer a los clásicos y he pasado ratos memorables con los textos de Homero, Platón, Virgilio, Dante y Shakespeare. He encontrado en ellos una profundidad y una compresión de la naturaleza humana que me han ayudado a entenderme a mí mismo.

Pero aprecio a estos autores no sólo por lo que transmiten, sino también por cómo lo transmiten. Nada más placentero que la métrica de La Eneida, un libro que me gusta leer en voz alta. En su testamento, Virgilio ordenó que se destruyesen sus versos, pero su protector Octavio Augusto no sólo lo prohibió sino que contrató a dos escribas para que copiasen la obra sin la más mínima alteración.

El ocaso de las humanidades. Sobre la situación del latín y el griego

Archivado en: 

David Hernández de la Fuente www.larazon.es 27/09/2016

Los sistemas educativos modernos de la Europa de las naciones, nacidos en el siglo XIX, como por ejemplo la universidad alemana de W. von Humboldt o la tradición intelectual de la enseñanza anglosajona, corrieron parejas con el surgimiento de las ciencias de la antigüedad como disciplina autónoma.

Las humanidades clásicas han sido el corazón de toda la civilización occidental no sólo desde el Renacimiento a esta parte, sino, huelga decirlo, desde la fundación de las universidades medievales de los studia humaniora. Los fundamentos de toda la cultura europea se basan a través de los siglos en los cimientos que proporcionan los textos en las dos lenguas llamadas clásicas en Occidente, que son en latín y griego, en su literatura y su historia. Su estudio tiene antiguas raíces, pues el concepto de «clásico» se asentó ya en el mundo romano en busca de modelos de educación y cultura.

El chándal y el olivo

Archivado en: 

Juan Antonio González Iglesias www.elpais.com 3/08/2016

Píndaro enunció que la gloria olímpica perdura más allá de la muerte.

En el mundo antiguo los poetas y los escultores modulan la presencia social de lo divino. Por eso están en el corazón del certamen olímpico. Los atletas victoriosos ceñían sus sienes con una corona de olivo, cortada con una hoz de oro por un joven elegido. Después venían los honores a largo plazo: una estatua o un poema. Aunque ya no estamos en una época literaria, nuestra percepción del olimpismo sigue siendo estatuaria y poética. Queremos seguir teniendo los cuerpos proporcionados de los mármoles helénicos. Y, sin haber leído a Píndaro, anhelamos que se cumpla la promesa de sus odas triunfales. Él fue quien enunció (como los matemáticos enuncian un axioma) que la gloria olímpica perdura más allá de la muerte. En el siglo VI a. C. este poeta tebano representa ideales a la vez arcaicos y aristocráticos, dos líneas fuertes que permanecen agazapadas en el misterio del deporte olímpico, porque las innovaciones sociales y tecnológicas se desvanecen cuando llega el momento de la verdad. Aunque sucede en público, la gloria olímpica sigue siendo un secreto.

Defensa de la filosofía y las humanidades: lo que nadie dice

Archivado en: 

Esteban Hernández www.elconfidencial.com 05/07/2016

'La utilidad de lo inútil', de Nuccio Ordine, se ha convertido en un merecido éxito editorial, uno de esos libros que no venden mucho de golpe pero cuyo recorrido comercial es largo, alimentado por un prestigio que va aumentando con el tiempo. Sus tesis se hicieron muy populares entre los aficionados al pensamiento y a la cultura por su defensa del espíritu y de la belleza, es decir, de aquello no podía ser fiscalizado o convertido en estadística, y se convirtieron en argumentos habituales entre las personas que abogaban por las humanidades en unos tiempos en los que sólo se busca la rentabilidad.

Pero es una defensa débil, porque trata de valores etéreos frente a la concreción del pragmatismo y del beneficio en un mundo que prioriza insistentemente los segundos. La universidad española está comenzando a aprender esa lección. Las tensiones en la Complutense por el plan de reorganización que ha presentado el rector, que irán en aumento en próximas fechas, son parte de ese escenario de pugna entre los números y lo intangible.

Las humanidades fabrican inútiles

Archivado en: 

Alejandro Prada Vázquez www.elpais.com 04/07/2016

Lo humano ahora es distinto: hemos pasado de la especulación y el interés por el saber a la constatación de que podemos vivir sin Cervantes o Velázquez, pero no sin dinero.

Las humanidades fabrican inútiles, todo el mundo lo sabe. Por eso, avergüéncense de sus hijos, de las amistades que se hayan podido formar o estén formándose en alguna de esas disciplinas intempestivas. Avergoncémonos todos de esta persistencia que mantienen algunos en lo que ya no es civilizado: hoy, ahora, ya mismo, la única manera de no ser un salvaje es perseguir el éxito, y su medida no es otra que la cantidad de monedas y billetes que se puedan acumular con la mayor presteza posible. ¿Qué produce un filósofo o un historiador del arte, qué riqueza genera para sí o para la sociedad? Ya hemos comprobado que si algo avanza a contrapelo del negocio es que ese algo es intrascendente. Por otro lado, el pensamiento político, independientemente de su color, pone su énfasis sin dilación, su centralidad misma, en el deseo económico de las personas civilizadas y, ¿acaso puede equivocarse el pensamiento político tan rotundamente?

Los de Humanidades también valen

Archivado en: 

José María Alegre | IES Profesor Hernández Pacheco | Cáceres arsdocendi.blogspot.com.es 07/06/2016

En la Resolución de 27 de mayo de 2016 de la Secretaría de Estado de Educación se le ha concedido el Premio Nacional al rendimiento académico del alumnado en Educación Secundaria Obligatoria a nuestro alumno Luis Merchán Pascual.

Luis es un alumno ejemplar. No ejemplar porque saque muy buenas notas, que también. Es un alumno ejemplar porque disfruta con lo que hace. Siempre se le ve feliz. Es ejemplar porque se lleva bien con sus compañeros, porque participa de todas las actividades del centro, porque aprecia a sus profesores, porque es sencillo y discreto. Es un alumno ejemplar y es de letras. Sí, es de letras.

¿Sabían ustedes que sus hijos quieren ser humanistas?

Archivado en: 

Emilia Mataix Ferrándiz | Universidad Internacional de Valencia www.viu.es 20/05/2016

Resulta difícil no empezar un artículo en el que se habla de la importancia de la educación en humanidades citando el discurso que el difunto David Foster Wallace dio en la graduación de 2005 del Kenyon college (Ohio, USA)[1]. En éste, el autor utilizaba una metáfora, en la que dos peces jóvenes están nadando y se encuentran a otro pez más viejo en sentido contrario. El pez viejo les saluda con la cabeza y dice “Buenos días, chicos. ¿Cómo está el agua?” Y los dos peces jóvenes nadan un poco más y entonces uno de ellos se vuelve hacia el otro y dice “¿Qué diablos es el agua?”. Con este ejemplo, el escritor pretendía indicarnos que las realidades más esenciales son a veces las más difíciles de percibir. Aparte, Foster Wallace continuaba su discurso haciendo hincapié en el hecho de que los estudios en humanidades enseñan no sólo a pensar, sino a decidir cómo pensar.

Páginas

Suscribirse a RSS - Opinión