Opinión

Artículos comprometidos, ideas expresadas libremente que pueden cosechar aplausos o levantar ampollas

La crisis de las Humanidades

Archivado en: 

Pedro G. Cuartango www.elmundo.es 08/06/2014

Hace mucho tiempo quería escribir sobre el asunto de la crisis de las Humanidades, que me parece que tiene mucho que ver con lo que está sucediendo en nuestro país. Hoy el suplemento EM2 glosa la labor de la editorial Gredos, que ha cumplido 70 años y tiene en su catálogo más de 400 títulos de clásicos de Grecia y Roma.

Habría que hacer un monumento a esta editorial y al filólogo Carlos García Gual por la labor que han realizado, que pone en evidencia el desinterés y la incuria de nuestro sistema educativo por esas disciplinas humanísticas, que han sido relegadas a un papel testimonial en la enseñanza española.

La literatura y la historia del arte han sido prácticamente abandonadas, el latín y el griego ya no se estudian, la filosofía es algo marginal, la historia se imparte con un espíritu localista y los bachilleres de 18 años salen de los colegios y los institutos sin saber escribir y con faltas de ortografía.

El regreso del Latín

Archivado en: 

Martín-Miguel Rubio www.elimparcial.es 23/05/2014

Finlandia, la primera potencia educativa, ha introducido el latín en su sistema escolar. Y su gobierno, durante su semestre de presidencia de la Unión Europea, exponía las grandes noticias semanales sobre Europa en latín ( y en este periódico digital ansoniano me levantan los artículos que escribo en latín: los no ansonianos tampoco me dejarían escribir en español, claro).

Hasta el siglo de Luis XIV ( la paz de Westfalia está redactada en latín ) todos los grandes escritores y científicos europeos eran bilingüies; escribían en latín y en su respectiva lengua nacional: Petrarca, Boccaccio, Dante, Bembo, Poliziano, Sannazaro, Ludovico, Ariosto, Torquato Tasso, Juan Luis Vives, Garcilaso de la Vega, Camôes, Fray Luis de León, Muret, Dorat, Góngora, Tomás Moro, John Barclay, Gnapheus, Brecht, Hugo Grocio, Daniel Heinsius, Justus Scaliger, Iustus Lipsius, Helius Eobanus, Jakob Balde, Lessing, Leibniz, Ludvig Holberg, Bernardus Zamagna, Du Bellay, Copérnico, Kepler, Galileo, Isaac Newton, etc., etc., etc. Y se seguiría escribiendo en latín después de Luis XIV: Friedrich Gauss, Leonhard Euler, Linneo, Luigi Galvani, etc.

Epicuro, un remedio para la crisis

Archivado en: 

Michel Onfray www.elpais.com 26/04/2014

Aquel pensador de la Grecia decadente puede constituir un poderoso remedio contra la apatía que invade el mundo actual: buscar salidas no es tarea de ningún salvador exterior, sino de cada uno de nosotros.

Me encuentro en Madrid, en una visita cuyo propósito expreso es ver la exposición La Villa de los Papiros,en la Casa del Lector, a la que dediqué un curso de mi Universidad Popular. Y, desde luego, no me arrepiento de haber venido.

La exposición muestra, mediante una sutil utilización de las tecnologías modernas (reconstrucciones en 3D, interacciones táctiles) y una bella sobriedad museográfica (la composición en torno a tres frases de Epicuro), lo que fue un jardín filosófico epicúreo situado en Campania, junto al Golfo de Nápoles, durante la época de la erupción del Vesuvio del año 79 d.C. El montaje nos enseña cómo era probablemente el Jardín de Epicuro en Atenas.

El mal uso del latín: por favor, no pisen al muerto

Archivado en: 

 

Miguel Ángel González Manjarrés | Valladolid www.zoomnews.es 06/04/2014

Las lenguas romances son las hijas de un latín que, como bien ha dicho el profesor Stroh, murió pronto, pero sin enterrarse. Hoy recurren a ella algunos que aparentan y no saben. Aquí va un compendio de pifias de intelectuales y dislates culturales con el latín.

El baile de las máscaras

Archivado en: 

Javier Pérez Montes De Oca | www.laprovincia.es 21/02/2014

Parece ser que la palabra Carnaval procede del Latín Carnevale con el significado de quitar la carne, tanto la de los placeres del comer como el de fornicar. Lo avaló el propio papa San Gregorio Magno, elevado al papado en el año 590, que, en el domingo anterior al inicio del tiempo de Cuaresma lo llamó domenica ad carnes levandas.

Pero hay estudiosos para los que el término procede de las palabras latinas currus navalis (carro navale) en referencia a las fiestas de primavera en las que se sacaba en procesión a un dios sobre un barco con ruedas y ante el que se bailaban danzas eróticas y se cantaban canciones satíricas y obscenas. Sea como fuere la Iglesia de Roma, que durante siglos ha mandado sobre todo lo divino y humano, ha puesto un límite al desenfreno: el Miércoles de ceniza, el día en que, mediante la unción de ce-nizas en la frente, nos redime de los pecados cometidos en las calendas, al mismo tiempo que nos recuerda que venimos del polvo y en polvo nos convertiremos.

Desenterrando el potencial de Pompeya

Archivado en: 

Umberto Eco www.eldia.com.ar 07/04/2014
 
La prensa sigue regresando a la suerte de Pompeya en la era actual.

La antigua ciudad romana, sepultada por una erupción del monte Vesubio en el año 79 de nuestra Era y excavada a lo largo de los últimos siglos, al parecer está a punto de desaparecer de nuevo, pero esta vez debido a la burocracia gubernamental. Algunos detractores podrían hacerse eco del viejo cliché en el sentido de que la cultura no pone comida sobre la mesa, pero en las manos correctas, Pompeya, destino turístico infaliblemente popular, tiene el potencial de generar jugosas recompensas. Y no soy el primero en decirlo.

En 1988, IBM comisionó un libro sobre la manera de preservar la herencia cultural de Italia. El resultado fue titulado “Le Isole del Tesoro: Proposte per la Riscoperta e Gestione delle Risorse Culturali” (Las islas del tesoro: Propuestas para el redescubrimiento y administración de recursos culturales”). El hermoso volumen contenía algunos de mis propios estudios, así como colaboraciones del historiador del arte Federico Zeri, el arquitecto Renzo Piano y el economista Augusto Graziani, a la par de una contribución del académico de la semiótica Omar Calabrese y un debate moderado por el historiador del arte Carlo Bertelli.

'Todo está escrito en los clásicos, incluso la corrupción'

Archivado en: 

Joan Pons | Campanet (Mallorca) www.diariodemallorca.es 11/02/2014

Margalida Capellà Soler (Campanet, 1965) es catedrática de griego en un Instituto de Barcelona y profesora agregada a la Universidad de Barcelona. Suma más de 40 libros publicados a los que se les pueden añadir numerosos artículos en revistas divulgativas y especializadas. Participa asiduamente en conferencias y mesas redondas aportando sus conocimientos sobre autores clásicos. Actualmente reside en Teià (el Maresme). El pasado año fue la pregonera en las fiestas de su pueblo natal.

–¿Qué la impulsó al estudio de las lenguas clásicas?
–Yo quería estudiar Genética, pero el latín me cautivó. Al estudiar griego supe que quería optar por las lenguas clásicas. Supongo que el mundo clásico me fascinó por su humanitas, humanidad.

Los regalos, los buenos propósitos y otras costumbres navideñas que debemos a los romanos

Archivado en: 

Miguel Ángel Criado www.huffingtonpost.es 05/01/2014

El Código Civil, los acueductos, el divorcio... y los regalos y gran parte de las costumbres navideñas. En la antigua Roma ya se intercambiaban obsequios y se realizaban buenos propósitos ante el nuevo año: la Iglesia se limitó a adaptarlos cuando los cristianos emergieron de las cenizas del imperio.

En la segunda mitad de diciembre, los romanos celebraban las Saturnales, dos semanas de festejos en honor al dios Saturno en las que, por ejemplo, los esclavos recibían sus pocos días libres y raciones extra de comida. Acababan con las sigilarias, por las que romanos de todas las clases se intercambiaban regalos.

“Si los políticos tuvieran más conocimiento de la cultura clásica nos iría mejor”

Archivado en: 

Juan Parejo | Sevilla www.saberuniversidad.es 12/2013

Pilar León-Castro Alonso, Catedrática de Arqueología de la Universidad de Sevilla, reflexiona sobre la situación del rico legado arqueológico, víctima tangencial de la crisis económica. Lamenta la desatención patrimonial y científica que sufre la gran ciudad romana de Itálica, cuna de dos emperadores, aunque lanza un rayo de esperanza: "Se ha empezado a comprender que hay que cambiar de mentalidad y de actitud", dice.

Resumir la trayectoria de Pilar León-Castro Alonso (Sevilla, 1946) es una tarea harto complicada. Catedrática de Arqueología, licenciada en Filosofía y Letras por la Universidad de Sevilla con Premio Extraordinario (1969), alcanzó el grado de doctor con la máxima calificación en esta universidad (1974), la pasada primavera fue elegida académica de número de la Real Academia de la Historia. En su discurso, La ejemplaridad del Arte Griego, realizó una importante defensa del Humanismo.

Griego y latín

Archivado en: 

Luis Racionero www.republica.com 10/11/2013

Por si fuera poca la especialización que conlleva la tecnología actual, nuestros queridos gobernantes se suman al carro de la deshumanización y amenazan con eliminar el griego y el latín de la enseñanza media. Con todos los respetos, quien esto escribe opina que, por el contrario, debería introducirse un curso entero de humanidades en la carreras técnicas, y se lo dice desde la experiencia -casi diría ordalía- que le confiere el haber completado, hasta el doctorado, dos carreras de ciencias.

Es improcedente, vulgar y bárbaro saber cómo se hacen las cosas sin saber por qué se hacen. Casi diría que es inhumano, pues lo que nos distingue –según dicen- de los seres no pensantes, es reflexionar sobre lo que estamos haciendo. El contenido de las asignaturas de humanidades –cuya base es el griego y el latín- consiste en lo mejor que se ha pensado y escrito sobre la condición humana. Los defectos y las virtudes de griegos o romanos son los nuestros; los siete pecados capitales siguen aquí, aunque hayan pasado de moda el carro, la bicicleta o la guillotina. La naturaleza humana han cambiado muy poco en 2000 años y si nos enfrentamos a los mismos problemas que los griegos, necios seríamos al ignorar las soluciones que ellos les dieron.

Páginas

Suscribirse a RSS - Opinión