Troya

Frank Calvert, el arqueólogo que le indicó a Schliemann dónde debía excavar para encontrar Troya

Archivado en: 

File:Troja röm.Mauer, (BildID 15546409).jpg[Excavaciones en Troya en 1917 / foto dominio público en Wikimedia Commons]

Guillermo Carvajal  La brújula verde  12/01/2021

A día de hoy nadie puede decir con absoluta certeza si el yacimiento de Hisarlik en la costa norte de Anatolia es la Troya homérica o por el contrario se trata de otra ciudad, quizá la Wilusa hitita (el único documento escrito encontrado en el lugar es un cilindro con una inscripción en luvita). En cualquier caso, cuando Heinrich Schliemann empezó a excavarla en 1873 estaba convencido de que allí iba a encontrar los restos de la ciudad descrita por Homero en la Ilíada.

¿Leyenda o realidad? Los misterios arqueológicos de Troya, Agamenón y Plinio

Archivado en: 

'Agamenón matando a Odio' (hacia 1545), copia anónima de la Escuela de Fontainebleau.

['Agamenón matando a Odio' (hacia 1545), copia anónima de la Escuela de Fontainebleau. METROPOLITAN MUSEUM]

Óscar Martínez www.elpais.com 11 de mayo de 2020

Hay historias imperecederas en las que el mito y la verdad se comunican, como demuestran los casos de la ciudad homérica, el rostro del héroe griego o el cráneo del escritor romano


Después de desenterrar la ciudadela de Troya, cuya existencia real se había diluido en las brumas del mito, y tras fotografiar a su esposa Sophia con las llamadas joyas de Helena, el prusiano Heinrich Schliemann, expeditivo hombre de negocios y arqueólogo amateur, puso rumbo a Micenas con la Descripción de Grecia de Pausanias bajo el brazo. Su intención allí era desenterrar no ya la ciudad de los conquistadores de Troya, sino la propia figura del rey Agamenón, el señor de guerreros que había liderado la guerra más famosa del mito y de la literatura. Tanto Esquilo en su tragedia Agamenón como Homero en la Odisea nos cuentan que fue en Micenas donde el rey halló la muerte a manos de su esposa Clitemnestra y del amante de este “como un buey amarrado a un pesebre”, mientras trataba de vestirse con unos ropajes cuyas mangas estaban cosidas.

Troya solo hay una, la de Héctor

Archivado en: 

César Antonio Molina 

Historia y leyendas de héroes y guerreros se mezclan en el recorrido por los restos arqueológicos de la mítica ciudad de la 'Ilíada' de Homero, en la península turca de Anatolia.

Troya. Hay tantas Troyas que todas ellas terminan pareciendo la misma y la única: la de Príamo y la de Héctor. La de Helena y Andrómaca. Todas las Troyas, las del pasado o las que en el futuro vengan, siempre serán la misma. La Troya nominada por sus héroes mitológicos y literarios. Los muros, los templos, los palacios, las puertas, todos conducen a la misma Troya, la de la mítica guerra con los aqueos, la llamada Troya VI (entre los siglos XVII y XIII antes de Cristo).

Suscribirse a RSS - Troya