Educación

La crisis del Humanismo y sus consecuencias en la sociedad (B. Souvirón IV)

Archivado en: 

Bernardo Souvirón 01/10/2018

Lo decía en los artículos anteriores, en España todo estudio humanístico, en el sentido literal, ha sido claramente excluido de las líneas maestras del sistema educativo. Desde hace años, el cinismo de los políticos que nos dirigen parece haberse hecho más ladino, si cabe, en asuntos de educación. Siempre, los responsables del PSOE o del PP se han llenado la boca con frases hechas del tipo “invertir en educación es invertir en el futuro”, “la inversión en educación aumenta cada año”, “los jóvenes son el futuro”, etc.

 Frases huecas que contrastan con la realidad: en mis más de treinta años como profesor no he visto más que un deterioro sistemático del sistema educativo. Un deterioro de la calidad, medida en términos “humanos”, no en términos estadísticos. Ese deterioro puede analizarse, pues está basado en la misma ideología que ha desplazado sistemáticamente la concepción humanística de la educación para sustituirla por otra, basada en algo que en los artículos anteriores llamé “las nuevas humanidades”, atentas, sobre todo, a la estadística, pero también a las cifras y a las comparaciones absolutas más que a la calidad y la excelencia. 

Las leyes educativas en nuestro país (B. Souvirón III)

Archivado en: 

Bernardo Souvirón 23/09/2018

Soy profesor desde el año 1978. Durante mi vida he conocido tres planes de estudio. El primero de ellos, conocido como Plan de Estudios de 1957, es el que cursé como estudiante. Establecía unos estudios de bachillerato que duraban seis cursos, divididos en dos etapas, bachillerato elemental y bachillerato superior, a cuyo término (en cuarto y sexto curso) había que hacer dos exámenes de reválida. El ciclo de la que entonces se llamaba enseñanza media terminaba con el llamado curso Preuniversitario. 

Cuando un alumno de este Plan entraba en la Universidad, había realizado dos exámenes de reválida y otro más de acceso a los estudios universitarios (las famosas Pruebas de Madurez del Preuniversitario), después de haber cursado un bachillerato que se extendía a lo largo de siete cursos.

La conjura de los necios (B. Souvirón II)

Archivado en: 

Bernardo Souvirón 15/09/2018

La desaparición de los estudios de humanidades, entendidos como la clase de estudios que hacen libres a los hombres, ha sido el primer paso en el que se ha cimentado, a mi juicio, la situación en la que nos encontramos hoy. El ingenuo optimismo con el que algunas de las nuevas humanidades (la psicología y la pedagogía, especialmente) han afrontado los procesos educativos, han convertido las escuelas y los institutos en auténticas guarderías de adolescentes, donde los objetivos relacionados con el conocimiento, el rigor, el esfuerzo y el deseo de progresar han pasado a un segundo plano. Los alumnos de ESO pueden promocionar de curso casi a discreción, acumular asignaturas suspensas, desconocer los más elementales mecanismos de su propia lengua y despreciar el conocimiento como algo propio de seres extraños, de individuos raros que anteponen la responsabilidad y el estudio a la diversión.

De otra parte, los estudios de sociología y economía, alejados del concepto fundamental de la filantropía, es decir, del “amor por el ser humano” y de los “sentimientos humanitarios” han hecho florecer a expertos en estadísticas, a adivinos que pronostican un futuro basado en las cifras de sus encuestas, y, sobre todo, a un tipo emergente y triunfante de economista que puede soportar sin pestañear el drama de millones de parados pero que, en cambio, se aterroriza o se escandaliza ante un aumento de medio punto en la previsión de déficit. 

Por una escuela con clásicos

Archivado en: 

 

 

J. Carlos Iglesias Zoido www.hoy.es 15/09/2018

Me pregunto si nuestra sociedad solo se dará cuenta de aquello que estos estudios aportaban (conceptos básicos de la ética, la filosofía, la política o el arte) cuando la pérdida de lo que antes disfrutábamos sin apreciarlo sea ya irreparable.

En estos últimos días la prensa nos ha mostrado con todo lujo de detalles el resultado de un desastre: la destrucción del Museo Nacional de Brasil en Río de Janeiro, el más antiguo del país sudamericano. El fuego ha devorado un conjunto de tesoros culturales de incalculable valor. Entre esos miles de objetos artísticos únicos e insustituibles, que se han perdido para siempre, se da la amarga ironía de que ha sido definitivamente destruido un fresco pompeyano tras haber sobrevivido a la terrible erupción del Vesubio del año 79 d.C. Una hermosa pintura que, por los azares del destino, había acabado expuesta en Río para disfrute de los visitantes de este museo. Lo que la nube piroplástica del volcán napolitano no consiguió destruir ha acabado desapareciendo para siempre por culpa de algo mucho peor que un desastre natural: la incuria y el desprecio de unas autoridades que no han sabido velar por la cultura custodiada en esta bicentenaria institución.

Humanismo y educación (B. Souvirón I)

Archivado en: 

 

 

Bernardo Souvirón 14/09/2018

Desde mediados de los años setenta del siglo XX, coincidiendo con la implantación de la Ley General de Educación de 1970, los términos “humanismo” o “humanidades” han sido utilizados para designar contenidos bastante inespecíficos, que tienen muy poco que ver con lo que estas palabras habían significado hasta entonces. 

Desde siempre, la lengua griega ha sido, más que ninguna otra cosa, el soporte de una cultura cuyo carácter modélico, es decir, clásico, fue percibido desde muy pronto. Dos de los rasgos que hacen de la cultura griega un modelo universal son la, “paideía” o educación de los jóvenes y la “filantropía”, una palabra que significa literalmente 'amor por el ser humano', pero también ‘sentimientos humanitarios’, ‘benevolencia’. Estos dos conceptos fueron claves en la enseñanza de las llamadas humanidades durante siglos, pues trascendieron muy pronto el ámbito de la cultura griega para hacerse, como todo lo clásico, universales.  

Dieciocho asociaciones se concentrarán ante el Ministerio de Educación en defensa de las lenguas clásicas en Secundaria y Bachillerato

Archivado en: 

Madrid, 6 de septiembre de 2018

Dieciocho asociaciones y plataformas españolas relacionadas con el estudio y difusión de los Estudios Clásicos han convocado una concentración en Madrid, el próximo sábado día 8 de septiembre, a las 12 horas, delante del Ministerio de Educación, para manifestar su preocupación por la precaria situación de las materias clásicas, Griego, Latín y Cultura Clásica, en la ESO y el Bachillerato y, en particular, la situación gravísima en que se encuentra la materia de Griego.

Son muchas las personas, ligadas al Mundo Clásico o no, que piensan que las asignaturas de Latín, Griego y Cultura Clásica constituyen un elemento fundamental en la formación de nuestros estudiantes tanto por sus contenidos específicos, estrechamente unidos a nuestras lenguas y a nuestra cultura, como por los valores generales que transmiten de universalidad, humanismo, cooperación y como modelos políticos y filosóficos.

Escuela con Clásicos

Archivado en: 

Convocada por la Plataforma Educativa "Escuela con clásicos" y apoyada por la Asociación Cultura Clásica, la SEEC, la SELat, el Collegium Latinitatis, Amuprolag y otras asociaciones de profesores, el SÁBADO 8 DE SEPTIEMBRE A LAS 12:00 tendrá lugar una CONCENTRACIÓN EN MADRID ante las puertas del Ministerio de Educación (C/ Alcalá, 34) para mostrar la disconformidad del profesorado de lenguas clásicas con el trato recibido año tras año por parte de las instituciones educativas hacia el Griego y el Latín en Secundaria.

Un padre advierte de la "preocupante situación" del Griego en educación

Archivado en: 

Almería | EFE www.andaluciainformacion.es 31/07/2018

Fernando Basanta, el padre de una de los siete alumnos del IES Abdera de Adra (Almería) que no ha podido cursar la asignatura de Griego en el primer curso de Bachillerato, ha remitido una carta a la ministra de Educación, Isabel Celaá, para alertar sobre la "preocupante situación" de esta disciplina.

La misiva, enviada con copia al ministro de Cultura, José Guirao, y a los consejeros de Educación de las comunidades autónomas, señala que se trata de un "escenario que va adquiriendo progresivamente mayor gravedad a medida que transcurren los cursos académicos".

El profesor de la UCA José María Maestre, elegido presidente nacional de la Sociedad de Estudios Latinos

Archivado en: 

www.uca.es 20/06/2018

El catedrático de Filología Latina de la Universidad de Cádiz, José María Maestre Maestre, es el nuevo presidente nacional de la Sociedad de Estudios Latinos. La Universidad Complutense de Madrid ha acogido recientemente la XXVIII Asamblea General de la Sociedad de Estudios Latinos, donde se celebró las elecciones a su Junta Directiva.

Certamen Ciceronianum: el latín se pone a prueba

Archivado en: 


Ut versionem lingua Latina, legas hic preme. (Lee la versión en latín aquí)

Cultural Leotopia 14/05/2018

Son alumnos aventajados, separados por intereses y maneras de ver el mundo, pero unidos por lazos comunes. Todos han pasado por las aulas del Instituto Juan del Enzina de la ciudad de León, donde superaron los estudios de Secundaria y Bachillerato y aprendieron el valor de las lenguas clásicas. Ahora caminan hacia el futuro por los senderos de las Humanidades o las Ciencias Sociales sin poder olvidar —de eso estamos seguros—, que un día participaron en el evento más importante para el estudio del latín en Europa: el Certamen Ciceronianum Arpinas.

Hablamos con Rodrigo, Laura, Sara, Sofía… estudiantes universitarios, pertenecientes sin posibilidad de elección a eso que la sociedad llama Generación Z —por haber nacido a partir de 1994—, conocedores del profundo valor que la cultura tiene en la formación del individuo, y amantes del latín. Todos se acercaron a la reina de las lenguas gracias a la historia, a la mitología que alguna vez sirvió para explicar el mundo, al ejemplo de lo que veían en cada una de sus casas y a un profesor común, Óscar Ramos, de quien aprendieron el valor de la lengua latina. Su estudio les ayudó a evitar encuentros o desencuentros con las ciencias puras, con la física y las matemáticas, pero al mismo tiempo les dio la oportunidad de asomarse al abismo del conocimiento universal. Porque ahí descansa todo. Durante siglos de pensamiento y educación en Occidente, el latín se ha usado como vehículo de transmisión de literatura, filosofía, historia, derecho, arte… y por supuesto, ciencia.

Páginas

Suscribirse a RSS - Educación