Científicos italianos afirman descubrir el secreto del Oráculo

EFE 11/10/2006

Científicos italianos han asegurado hoy haber revelado el secreto de las profecías del Oráculo de Delfos al descubrir la existencia de emanaciones de gas metano, lo que además destruiría la hipótesis formulada por los expertos estadounidenses, que se inclinaron por el gas etileno.
En una nota difundida hoy, el Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología (INGV) de Italia se atribuye el descubrimiento, según 'investigaciones basadas en nuevas tecnologías y de alta precisión, como el uso del rayo láser'.

Con esas técnicas, los científicos han podido detectar 'débiles emanaciones de metano, de origen no bacteriano', al tiempo que han establecido que 'el sedimento del manantial se debe al anhídrido carbónico producido por la oxidación del metano en la superficie'. Esa revelación les permite afirmar que el gas originario en la antigüedad era el metano.
'Por tanto, si había un efecto 'intoxicación' en el interior del templo, esto podría ser simplemente debido a la falta de oxígeno producido por las emanaciones de metano, que no es tóxico en sí mismo', según Giuseppe Etiope, geólogo del INGV que ha dirigido la investigación.
El olor dulce que existía en el templo y del que se habla en la tradición histórica, aunque ahora no existe, podría deberse a la presencia de cantidades pequeñas de hidrocarburos aromáticos, como la bencina, que pueden formarse fácilmente en las rocas bituminosas de Delfos, añade Etiope.
El Oráculo de Delfos, situado en Grecia, era un templo sagrado, dedicado al dios Apolo, al que acudían los griegos de la antigüedad para preguntar cuestiones relativas al futuro y cuyas respuestas eran dadas en forma de profecías por sacerdotisas que entraban en trance y sufrían delirios.
La tesis del INGV invalidaría la de un grupo de geólogos de los Estados Unidos que en 2001 afirmaron también haber revelado el misterio del oráculo de Delfos, al indicar que podía ser el gas etileno el que provocase los trances y delirios. El gas etileno es neurotóxico y un potente anestésico que puede provocar tales estados.
La hipótesis de los científicos estadounidenses fue publicada por la revista Geology, la misma que ahora ha difundido las averiguaciones del INGV, de acuerdo con su comunicado.
'El etileno no se da en la naturaleza en cantidad tal de poder percibir su olor, ni mucho menos inducir a efectos neurotóxicos. El etileno se forma principalmente por la actividad bacteriana a baja temperatura en el subsuelo, pero en cantidades pequeñísimas y sólo bajo ciertas condiciones', explicó Etiope. El geólogo italiano afirma que esas condiciones no se dan en Delfos.

ENLACES: http://es.wikipedia.org/wiki/Or%C3%A1culo_de_Delfos

Archivado en: