Praxíteles o la poesía del mármol

Alberto Sánchez | París www.elmundo.es 23/03/2007

Primera gran exposición en Francia dedicada al arte estatuario griego y romano.
El escultor ateniense fue el autor del primer desnudo femenino íntegro.

Fue el primer escultor griego en representar un desnudo femenino a tamaño natural con su 'Afrodita de Cnido'. Praxíteles, que permanece como uno de los artistas más reconocidos de la Antigüedad, será el protagonista de una gran exposición en el gran museo del Louvre. Pocos son los datos fiables sobre su biografía, excepto que nació en Atenas en el siglo IV a.C. procedente de una familia de tradición escultórica. A partir de ahí la historia se funde y se confunde con la leyenda. Los más de 2.300 años transcurridos tienen la culpa de las sombras que envuelven la figura y la obra del genio griego, unas sombras que tratarán de ser esclarecidas con esta ambiciosa muestra.

Una de las anécdotas más recordadas acerca de su vida tiene como protagonista a Friné, modelo y amante del escultor. Como agradecimiento por los placeres proporcionados, Praxíteles dio a elegir a Friné la escultura que más le gustara.

Como no sabía de arte, la cortesana planeó una cena y se compinchó con un sirviente para que alertara de un incendio en el taller del maestro de Atenas, quien tan pronto como el criado dio la voz de alarma se apresuró a exclamar "¡Salvad mi Cupido!". La bella y astuta Friné le confesó su artimaña al escultor y le exigió el Cupido que tanto le hubiese dolido perder.

No es fácil enfrentarse a la tarea de una exposición monográfica sobre un artista del que apenas se conservan originales. El Louvre afronta el reto sabedor de que Praxíteles creó un ideal femenino cuya influencia ha resistido milenios. La exposición está organizada con el objetivo de ofrecer una visión global de su carrera escultórica. Dado la dificultad que esto conlleva si tenemos en cuenta que solo dos esculturas de la muestra son con certeza obra de Praxíteles, el Louvre pretende ir más allá, invitando al observador a indagar en las huellas dejadas en la historia del arte por su elusiva figura. Todo un análisis que nos permitirá alcanzar un mejor entendimiento de Praxíteles y de su arte.

La exposición, que se podrá disfrutar hasta el 18 de junio, reúne el mayor número posible de obras en mármol y bronce que pueden ser presentadas con justicia como típicas del estilo praxiteliano. La disposición historiográfica de las obras permite hacernos una idea clara de la honda influencia del genio ateniense, creador de un estilo cargado de sensualidad que ha constituido todo un referente.

Una exposición única
Sorprende el hecho de que, dada la incuestionable importancia que la escultura estatuaria griega y romana ha tenido en el desarrollo de las formas artísticas occidentales, sea esta la exposición dedicada al tema más importante que se haya presentado en Francia. En el resto de Europa, el propósito de acercar al público este arte por medio de una monográfica cuenta con tan solo dos antecedentes no muy lejanos en el tiempo: una exposición dedicada a Polícleto que se presentó en Alemania en 1990 y otra en Italia en 1995, donde se recopiló una larga serie de trabajos para representar la carrera de Lisipo.

El Louvre toma el relevo, y lo hace animado por el honor de contar en sus colecciones con un gran número de obras en mármol (todas recientemente restauradas) que han sido relacionadas de algún modo con Praxíteles. El museo parisino logra reunir en la muestra obras tan ilustres como la 'Afrodita de Cnido', el 'Apolo Sauróctonos' y el 'Eros de Tespias', añadiendo al considerable núcleo de obras de su propia colección alrededor de 100 trabajos prestados por diferentes museos europeos. Sin duda, la muestra arrojará luz sobre la figura de un Praxíteles en ocasiones idealizado, con frecuencia imaginado; un artista que espera ser revelado definitivamente.

Archivado en: